Amiibos para siempre

Amiibos para siempre



Cuando anunciaron a los amiibos, allá por el mes de junio durante el E3 2014, me volví loco de alegría porque pensé que Nintendo había vuelto a encontrar la formula de conectar a sus fans con sus juegos, o al menos eso era al principio, pero ahora que ya los conozco mejor, dudo sobre si merece la pena comprarlos.

Amiibos para siempre

Si no me equivoco, ya lo conté en su momento, y es que unas horas antes que empezara el “Nintendo E3 Digital Event” (la Nintendo Direct especial del E3 2014), hablando con mis compañeros de Blogtendo en nuestro centro de mando (grupo de WhatsApp), puse que sería buena idea que Nintendo lanzara cartas o muñecos que utilizaran la tecnología NFC. Lo dije por dos motivos, primero porque de momento, y en el caso de Nintendo mucho más, apenas las compañías de videojuegos lo han sabido aprovechar (Activision y Disney son otra historia), y segundo, porque sería una buena fuente de ingresos (preguntarle a Nintendo el dinero que está ganando durante estos días de lanzamiento). Como ya deducís, mi idea se cumplió, aunque no del todo como yo soñaba.

Durante estos meses que han ido pasando desde su anuncio, hemos ido descubriendo cosas “feas” sobre los amiibos, y es que si al principio nos los pintaron como increíbles figuras con grandes prestaciones, hoy se han quedado en “simples figuritas” con restricciones.

Nadie me negará la gran desagradable sorpresa que nos llevamos al descubrir, que la calidad de las figuras con las que nos las “vendieron” al principio, no iba a ser el resultado final, y es que aunque en los anuncios salía el mensaje de “figuras no definitivas”, ninguno pensó en tan mal desenlace.

Amiibo Marth
El antes y el después de Marth. Probablemente el amiibo más perjudicado en la caída de calidad.
Amiibo Peach
El antes y el después de Peach. Aquí la pobre pierde hasta las bragas/calzones.

Para empeorar más las cosas, varios días antes de su lanzamiento, nos enteramos de que los amiibos solo podían guardar los datos de un juego, lo que significa, que si por ejemplo lo usamos en Super Smash Bros, para poder usarlo en otro juego que guarde datos, tendremos que borrar la información del Smash. Vamos, un disparate.

Pero en fin, tampoco me voy a pasar todo el artículo criticando a los amiibos, entre otras cosas porque no es mi intención, y es que aunque no son las perfectas figuras de Nintendo con las que soñábamos, tienen lo suficiente como para disfrutar de ellas.

Si dejamos a un lado los fallos (incluido los soportes de color), descubrimos una puerta que nos abre un montón de posibles ventajas entre las figuras y los juegos, nuevas conexiones que harán que merezca la pena pasar nuestro amiibo por el lector NFC.

Por ahora ya sabemos lo que provocarán con varios juegos ya publicados, ¿pero qué novedades nos traerán en los próximos títulos? Yo tengo ganas de descubrirlo, ¿y vosotros?

Nuevos Amiibos
Nuevos Amiibos anunciados para el próximo año, por lo menos en estos, Nintendo ha tenido la consideración de dejar en blanco los soportes. Por cierto, Ike se ve increíble ^^

Deja un comentario