Análisis de Pokkén Tournament



Durante años, los fanáticos de Pokémon hemos querido tomar el control de un pokémon para poder luchar con él en una verdadera batalla, y por eso hubo mucho hype cuando se anunció Pokkén Tournament. ¿Habrá merecido la espera?

Ya antes habíamos podido controlar directamente a estas adorables mascotas en la saga de Pokémon Mystery Dungeon, pero eso era un modo aventura y no tanto pelea. Muchos en el viejo continente y en el nuevo, deseaban con todas sus ansias que este juego anunciado originalmente para las máquinas arcade japonesas, llegara a occidente. Anteriormente ya había explicado mucho sobre este juego, pero sin haber podido probarlo (pueden leer muchas de las características aquí), así que por ello me he animado a hacer este análisis.

Para los que todavía no lo han jugado, pueden hacerlo gratuitamente gracias a la demo que se encuentra en la eShop. Solamente puedes iniciar el juego 3 veces, pero algo es algo.

Los controles son sorprendentemente simples, centrándose en el momento adecuado para atacar, bloquear o agarrar, en lugar de los combos complicados a los que estamos acostumbrados al momento de jugar un juego como Street Fighter. Claramente el título está pensado y centrado alrededor de los jugadores casuales, para que cualquier persona sin importar la edad, pueda agarrar el juego de cero y entender como jugar. Todos los personajes usan los mismos botones para ejecutar sus ataques, una característica muy similar a lo que se ve en el Super Smash Bros., donde todos los luchadores tienen la misma cantidad de movimientos y lo que varía es si son más o menos rápidos. A pesar de que los combos son una parte muy importante del gameplay en Pokkén Tournament, todos los personajes son viables desde el punto de vista que todos tienen una buena cantidad de ataques que pueden derivar en combinaciones de golpes (generalmente 3 o 4 ataques consecutivos), a excepción de Shadow Mewtwo que está completamente desbalanceado (esperemos que lo arreglen pronto).

La pelea en sí, está dividida en dos fases. La primera es la fase de campo o “field phase” en inglés, que permite la utilización de ataques a distancia. La segunda, es la fase de duelo o “duel phase” que enfrenta a los jugadores a un combate a corta distancia (Machamp en mi opinión se luce muchísimo en esta fase). Estos cambios entre las fases no se da por una cuestión de tiempo, sino como luchan los jugadores. Por ejemplo, si un jugador tiene acorralado al oponente contra el límite del escenario y le da un golpe fuerte, seguramente se cambie al modo de duelo a campo para dejar que el otro jugador se reponga. Esta mecánica puede sonar muy complicada a simple vista, pero cualquier jugador puede entenderla después de un par de enfrentamientos. Ésta sin duda me parece una de las mejores cualidades del juego, siempre se puede ganar una batalla sin importar la ventaja que lleve el otro jugador.

Acá se puede observar la fase de campo donde los Pokemon están alejados
Acá se puede observar la fase de campo donde los pokémon pelean a distancia.

Por más que Pokkén Tournament sea un juego de peleas, en el fondo sigue siendo un Pokémon y no se despega completamente de sus raíces. Como todos sabemos, en la saga principal, nuestras mascotas suben de nivel y mejoran sus stats, y aquí pasa lo mismo, se puede subir de nivel a un pokémon y mejorar el daño que hace, la defensa, la velocidad, etcétera; cosa que a un fanático de la saga por ahí le agrada el hecho de que probablemente si solo juegas con Lucario y te enfrentas a otro Lucario, tu pokémon no sea igual que el de tu oponente, salvo que los dos suban de nivel de la misma manera.

Los gráficos sin lugar a duda son preciosos. Pokkén Tournament es probablemente el juego en donde se lucen mejor estos queridos bichos. Desde las texturas bien detalladas de la piel de los diferentes personajes, hasta las expresiones faciales o sus movimientos.

El roster es muy acotado con solo 16 personajes para elegir (en el Smash tenemos algo así de 54 personajes) y el hecho de que todos se jueguen de manera muy similar, hace que el jugador se canse más rápido de lo que uno espera en un juego de estas dimensiones. Otra cosa que siento que es media floja en este título, es el modo single player. Simplemente no vale la pena ni jugarlo, lo único que se desbloquean son support Pokemon y Shadow Mewtwo. Todo lo contrario es el modo multijugador, donde puede ser realmente divertido y competitivo, tanto en modo online como de forma local. Ojalá en el futuro agreguen personajes por DLC pero de forma gratuita, porque por el precio del juego siento que le falta contenido.

roster

Quizás la peor parte de Pokkén Tournament son las voces actuadas. Cada vez que habla un humano o hay un tutorial, dan ganas de apagar el juego prácticamente de forma inmediata. Probablemente sea el peor voice acting que alguna vez vi en un juego con tanto presupuesto como este. Para no tener que sufrir tanto por este tema, les recomiendo desde lo más profundo de mi alma, que saquen las ayudas, así podrán disfrutar mejor del juego y no les agarrará las ganas de arrancarse las orejas.

Probablemente Pokkén Tournament no va a ser ni siquiera nominado a juego del año, casi seguro que no, pero más allá de eso, es un juego divertido para jugar en solitario por un rato y para jugar mucho tiempo con algún amigo. Sin lugar a duda, siento que el título puede llegar a tener un buen desempeño en la comunidad de los E-sport, veremos cómo le va este año en el EVO antes de sacar conclusiones.

evo


One Comments

  • Alberto González

    abril 20, 2016

    Solo probe la demo, y te tengo quedar la razón en el voice-acting XD

    Lo que probe me gustó bastante, pero como mas o menos das ha entender, es que es un juego enfocado al coompetitivo, y los juegos de lucha no me gusta llevarlo a esos extremos.

    Me ha sorprendido lo que dices del single-player, creía que estaba mas currado. Por cierto, ¿la IA como esta?

    Reply

Deja un comentario