Análisis de Fire Emblem Heroes

Nintendo vuelve al mercado móvil con un nuevo juego. Esta vez ha sido el turno de Fire Emblem. ¿Qué tal le habrá sentado el cambio de plataforma a la saga?



El pasado dos de Febrero llegaba la nueva incursión de Nintendo en los móviles con Fire Emblem Heroes, un juego estilo gatcha que ha sido un éxito total en pocos días.

El título nos presenta ante dos reinos en guerra, Embla, que busca someter e incluir en sus tropas héroes de otros mundos, y el de Askr, encargado de vigilar los portales que conectan con esos mundos y pararle los pies al reino enemigo. Nosotros seremos un invocador armado con una pistola-lanzahéroes (sí, es algo así) traído a ese mundo por Anna, capitana de los Guardianes de Askr, que buscaba llamar al invocador de las leyendas. Junto a Alfonse y Sharena, príncipes del reino, nos enfrentaremos a la malvada Veronica, princesa de Embla, para evitar la invasión a otros mundos. Y esos mundos no son otros que los distintos juegos de la saga, que de momento cuenta con el primer Fire Emblem, Mistery of Emblem, Sword of the Seals, Blazing Sword, Awakening y Fates, a la espera de que se actualice con la presencia de más juegos de la saga.

La jugabilidad es muy semejante a la de la saga clásica pero adaptada a los móviles. El mapa sigue siendo una cuadricula por donde desplazar a nuestras unidades, pero es más pequeño para adaptarse bien a la pantalla de los dispositivos, y los personajes tienen un aspecto “chibi” acompañados por geniales ilustraciones de varios artistas. Además todos los personajes están doblados al inglés.

Igualmente sigue presente el triángulo de las armas, pero más simplificado: las unidades rojas (espadas y magia) son fuertes contra las verdes (hachas y magia) y estas vencen a las azules (lanzas y magia), que a su vez estas son eficaces contra las rojas, mientras que las unidades de arco, shurikens y bastones son incoloras. Los stats se simplifican a cinco: vida, ataque, velocidad (si supera al menos en cinco a la del rival atacaras dos veces), defensa y resistencia.

Tampoco hay armas como en el resto de la saga, sino que cada héroe puede equiparse distintas armas y habilidades a cambio de puntos de habilidad que se ganan eliminando enemigos o subiendo de nivel. La novedad es que no hay muerte permanente, sino que si un personaje cae en combate, pierde la experiencia ganada en el mismo. También se han eliminado los porcentajes de crítico o de esquivar y nuestro equipo solo puede estar formado por cuatro personajes, por lo que habrá que elegir bien y tener un equipo equilibrado. Por lo demás, las batallas se desarrollan de una forma muy semejante al resto de la saga. En ese aspecto Nintendo e Intelligent Systems han sabido adaptar perfectamente la esencia de Fire Emblem.

El control es totalmente táctil. Para mover a nuestra unidad basta con tocarla y arrastrarla hasta donde queramos, y para atacar tenemos que acercarla hasta el enemigo. Es simple y efectivo, pero como se te vaya el dedo puedes moverte donde no querías o no atacar sin querer.

Los mapas son también en cuadrícula, pero más pequeños para adaptarse a las pantallas de los móviles.

Los héroes pertenecen a los distintos juegos de la saga que he nombrado antes, y se unen a nosotros de dos maneras: venciéndoles en desafíos especiales o invocándoles con orbes, la moneda que usa para todo el juego. A cambio de orbes podemos probar suerte e invocar un héroe de uno de los colores que nos salgan, siendo el personaje invocado uno al azar de entre todos los del color elegido. Cada una cuesta 5 orbes, pero al hacer varias seguidas su precio baja entre 4 o 3 orbes. Los orbes se pueden comprar con dinero real, pero se puede conseguir una buena cantidad de ellos jugando. Por ejemplo, solo el modo historia completo da hasta 135 orbes, y cada semana o mes se añaden nuevos desafíos para conseguir más.

Cada héroe tiene una rareza que va de una estrella a cinco, siendo más fuerte y con más habilidades cuanta más rareza tenga. Podemos subir las estrellas de nuestros personajes a cambio de plumas que ganamos en el coliseo, pero de momento el coste es bastante elevado para subir a 4 y 5 estrellas, esperemos que Nintendo lo rebaje en futuras actualizaciones o aumente las plumas que podemos ganar.

El menú del juego se divide en varias partes:

El castillo: Aquí podemos ver la novedades del juego, hablar con nuestros personajes para obtener plumas, ver los retos y misiones activas, recoger los distintos regalos que podemos obtener por medios como My Nintendo, y añadir amigos. Además, a cambio de orbes podemos mejorarlo, algo muy recomendado pues nos da un extra de experiencia.

Luchar: En este apartado se encuentra lo principal. Desde aquí podemos acceder al modo Historia, que de momento cuenta con 9 capítulos de 5 mapas cada uno con tres dificultades en total, y por el momento están bloqueados los desvíos. También está la Torre de Práctica, donde puedes jugar en mapas de diferentes dificultades para subir de nivel a nuestros personajes; los Encuentros, mapas especiales con recompensas como héroes u orbes; y el Coliseo, donde luchar con otros jugadores para mejorar nuestra clasificación y obtener plumas.

Las batallas de los tres primeros modos cuestan energía, que se recarga con el tiempo, con un objeto especial o pagando un orbe. El coste de energía de cada mapa depende de su dificultad, por ejemplo el mismo capítulo de la historia en modo fácil cuesta 2 de energía y 11 en extremo. Por su parte el Coliseo gasta Gladius, que se recargan cada día o mediante un objeto especial. Hay otro modo, pero aún permanece bloqueado y se desconoce cuál será.

Aliados: Desde esta opción podemos organizar nuestro ejército creando nuestros batallones de 4 héroes, pudiendo tener hasta 5 batallones diferentes. También podemos enseñar nuevas habilidades o cambiar las equipadas, subir de nivel a cambio de gemas y lascas que obtenemos completando retos, cambiar a nuestro héroe por plumas, fusionar a héroes que tengamos repetidos o subir su rareza. Esperemos que con el tiempo la opción de cambiar a nuestros personajes por plumas de una mayor cantidad de estas o que baje el coste de subir la rareza, que es una de las partes más criticadas del juego.

Invocar: Desde aquí podemos invocar héroes para que luchen a nuestro lado a cambio de orbes. Podemos pagar por orbes, pero de momento se pueden conseguir muchos sin pagar nada, y es de esperar que en el futuro se añadan más opciones para conseguirlos gratis. Sin embargo mucha gente ya ha optado por pagar, tanto que el juego ha llegado a generar más de 3 millones de dólares en tan solo unos días. Y es que los juegos gatcha son muy populares, especialmente en Japón.

Tienda: Esta opción nos permite comprar orbes, gastando desde 2€hasta la friolera de 75€. Además, podemos ampliar nuestros barracones a cambio de orbes para poder aumentar el número de héroes que podemos tener, que inicialmente es de 200.

Varios: Por último en esta sección podemos ver nuestro inventario, vincular nuestra cuenta de My Nintendo y ajustar las diferentes opciones del juego.

Los gráficos son simples pero efectivos, con animaciones sencillas y con personajes estilo “chibi” con diferentes ilustraciones que se muestran cuando se activa una habilidad y que cambian cuando nuestro héroe sufre daño, y que podemos ver en todo momento dentro de la información sobre nuestra unidad. La música y los efectos de sonido son geniales, además de piezas originales cuenta con otros temas sacados de los distintos juegos y que acompañan perfectamente la acción, aunque peca de no excesiva variedad al igual que los mapas, que se repiten demasiado a lo largo del juego. El otro gran aspecto negativo es que, al igual que Super Mario Run, requiere conexión permanente a internet, y si bien el uso de datos no es excesivo, sí que es algo pesado el tener que disponer de internet constantemente para poder jugar.

Las animaciones son más sencillas, pero pegan bien con el estilo “chibi”.

En definitiva, Fire Emblem Heroes es una genial adaptación de la saga de rol táctico a dispositivos móviles y se ha respetado la esencia de los anteriores juegos. Si eres fan de la saga te encantará, y si eres novato, el sistema más casual te permitirá adentrarte sin miedo en este genial mundo de Fire Emblem. Pero que no os engañe, aunque el modo fácil parezca un paseo, las dificultades más altas os harán sudar la gota gorda hasta dar con una estrategia y un equipo adecuado para pasar los niveles. Sus mayores defectos, salvo la conexión permanente, seguramente queden solventados con futuras actualizaciones. De momento Nintendo ha regalado 10.000 plumas y está activo un evento para obtener más jugando en el coliseo, por lo que es de esperar que los próximos eventos den más vidilla al juego y sea más sencillo conseguir orbes, plumas y demás objetos.


Fire Emblem Heroes es un juego que se puede disfrutar totalmente sin gastar nada y gustará tanto a veteranos como a recién llegados, y pese a ser un juego móvil, tiene una gran calidad semejante a la de sus “hermanos mayores” en consolas.

¡Totalmente recomendado, no te defraudará! (bueno, quizás maldigas tu suerte después de invocar a varios héroes sin que te salga ninguno de 5 estrellas).



Deja un comentario