Todas las entradas de: Carlos Triviño

Hey! Soy Carlos, apasionado de los videojuegos, Nintendero desde hace mucho tiempo y el especialista en juegos retro de Blogtendo. Desde que se me ocurrió investigar sobre la historia de los videojuegos me enganché con lo retro y aún no lo he soltado.

El camino a NX: Wii U

Wii había sido un rotundo éxito de venta, pero no tanto de crítica, con muchos medios alegando que eran juegos demasiado infantiles, con menos potencia que sus rivales y no tan enfocados a los “hardcore”. Sin embargo, Nintendo supo nutrir a Wii de joyazas como los Mario Galaxy, los No More Heroes o The Legend of Zelda: Skyward Sword. Pero como a todo, le tocaba ceder el paso a la siguiente consola de Nintendo. En el E3 del 2011 se presentaba el mando de la consola, e incluso se puso una demo técnica de cómo sería un Zelda en la nueva plataforma de sobremesa. Y tampoco faltó el vídeo de las Third-party alabando las bondades de la consola y de su innovador mando, con una pantalla táctil y con sensor de movimiento. Sin embargo solo mostraron eso, el mando, por lo que mucha gente estaba confundida sobre si en realidad era una nueva consola o únicamente un nuevo mando para la ya existente Wii, y el parecido en el nombre no ayudaba en aclararlo.

No fue hasta el E3 del 2013 cuando por fin se mostró la consola en sí, con un diseño más redondeado que la Wii y con novedades como un videochat, la inclusión del Miiverse con más opciones online para la consola, los memes con la Non-Specific Action Figure. Todo pintaba bien con la nueva consola de Nintendo por lo que nada hacía presagiar que al final no sería todo un camino de rosas como con su sucesora.

La Wii U tenía un módulo multichip hecho a cuatro entre AMD, IBM, Renesas Electronics y Nintendo que combinaba una CPU tri-core a 1.24 GHz llamada Espresso y una GPU denominada Latte (ahora el nombre de Project Cafe tiene más sentido), que contenía un GX2 de AMD basada en Radeon R600/700 para los juegos de Wii U y un GX para la  retrocompatibilidad con su antecesora. También contaba con 2 gigas de DDR3 de ram y un almacenamiento interno de 8 o 32 gigas según la versión básica o premiun, ampliada mediante tarjetas SD, USB y disco duro externo.

Wiiu
La Wii U blanca junto al Gamepad.

Por su parte, el mando además de los típicos controles A, B, X e Y y gatillos L/R y ZL/ZR, contaba con acelerómetro, giroscopio, magnetómetro, altavoces y micrófono incorporados, cámara, pantalla táctil y lector NFC para los amiibos. Además del tabletomando estaba el mando Pro, una revisión del mando Pro de Wii. También era compatible con todos los mandos de Wii, y un tiempo después lanzaron un adaptador del mando de GameCube, principalmente usados con Super Smash Bros.

Respecto del online, además de Miiverse se añadía una eshop más grande y mejorada, con una mayor consola virtual y juegos descargables, más facilidad para jugar online con la eliminación de los códigos de amigo, y con compatibilidad con más programas como Netflix o Napster.

De salida el catálogo prometía mucho, con ports de juegos de la generación anterior como Ninja Gaiden 3, Batman: Arkham City, Mass Effect 3 o Assassin’s Creed III. Por desgracia, con el tiempo, los juegos de las demás compañías llegaban con cuentagotas y finalmente era casi un milagro que salieran en Wii U. La consola también tuvo su propio Wii Sports con Nintendoland, un juego sencillo con varios minijuegos basados en franquicias de la propia Nintendo para enseñarnos los controles del nuevo mando, como el juego asimétrico, la pantalla táctil o el control con movimiento, aunque no pasó de juego de regalo con la consola y no tuvo el mismo éxito que la saga Sports o Play.

Otro de los juegos de salida fue Zombi U, un título que pese a sus bugs y a no tener los mejores gráficos, es uno de los pocos survival horror de la generación, en el que los recursos escasean y sobrevivir en algunas situaciones es un verdadero desafío, y un multijugador muy curioso que se ha perdido en el port a las demás consolas y PC. Un juego obligado si tienes la consola y si te gusta el género. Uno de los títulos que más revuelo levantó fue Bayonetta 2, que al ser exclusivo de la consola, muchos “fans” arremetieron contra Nintendo y contra Kamiya. Una suerte de Hack and Slash al estilo Devil May Cry que continuaba la estela de su predecesor e incluía guiños a sagas de Nintendo con los trajes y armas de la bruja.

Rodin, uno de los personajes de Bayonetta, referenciando al genial Mad World
Rodin, uno de los personajes de Bayonetta, referenciando al genial Mad World.

Y como no, uno de los juegos más grandes de la consola fue Super Smash Bros for Wii U, con la aparición estelar de personajes tan famosos como Pac-Man, Megaman o Cloud, con escenarios enormes que permitían hasta 8 jugadores a la vez y con un online muy mejorado que permitía realizar torneos. Por desgracia, perdía un modo comparable al Emisario Subespacial a favor de un arcade más tradicional, aunque también tenía muchos desafíos y desbloqueables, además de un editor de mapas muy completo y poder luchar con nuestros miis y amiibos. Además, es uno de los primeros juegos de Nintendo en incluir DLC’s, con nuevos trajes y personajes.

Cloud y Kirby compartiendo escenario en Smash Bros for Wii U
Cloud y Kirby compartiendo escenario en Smash Bros for Wii U.

Pese a no contar con tanto apoyo de las third party ha tenido juegazos, como los ya mencionados o Splatoon, Hyrule Warriors, Xenoblade X… Pero parece que hasta Nintendo, en los últimos momentos, también ha pasado un poco de ella, centrando todos sus esfuerzos en la 3DS. Hace dos años escribí un artículo sobre la situación de la consola, e iluso de mí, pensaba que la cosa solo podía ir a mejor. Nada más lejos, Wii U ha estado en un segundo plano con menos lanzamientos y no ha terminado de despegar.

A Wii U le ha pasado lo contrario que a la Nintendo 3DS: empezó pisando fuerte con un catálogo aceptable, pero poco a poco por la falta de lanzamientos, fue bajando en ventas hasta quedar muy lejos de la competencia. A día de hoy no ha llegado a superar los 14 millones de ventas, muy lejos de sus rivales generacionales e incluso de su compañera portátil, que con la salida de Pokémon Sol y Luna ha aumentado más sus ventas. Sin embargo, con la reciente revelación de Nintendo Switch y los pocos juegos (más bien el juego, Zelda) que quedan por salir para Wii U, la situación ya no va a cambiar, y mucha gente está esperando la salida de su sucesora.

Wii U no es una mala consola para nada, pero la mala publicidad inicial de Nintendo y el temprano abandono de las third la condenaron al fracaso, aunque no ha sido tanto como pasó con el mayor fracaso de la historia de Nintendo: Virtual Boy. Quizás con el tiempo la gente vea con otros ojos el tabletomando y se convierta en una consola, como otras, abandonada en su época pero adorada en el futuro.


¿Y sobre Nintendo Switch? Pues aunque todo apunta a que la sucesora no será retrocompatible, la patente americana dice que es compatible con discos, así que en Enero saldremos de dudas. Aunque parece que Wii U si ha dejado su legado en forma del mando de la Switch, esperemos que Nintendo no cometa los mismos errores: de momento la publicidad va por otro camino y ya veremos si las compañías la apoyan o la dejan caer. De momento parece que no, pero solo el tiempo lo dirá.

Y con esta última entrega se termina este largo camino que hace unos meses empezamos a recorrer por la historia de las consolas de Nintendo. Espero que os haya gustado y estar atentos a nuestros próximos artículos sobre la Nintendo Switch. ¡Se avecinan buenos tiempos!

El camino a NX: Nintendo 3DS

Nintendo DS había seguido bien el camino marcado por las anteriores portátiles de Nintendo, atrayendo a gente que nunca había tocado una consola con sus Touch Generations. Pero al igual que a todas las plataformas, le iba tocando la hora de dejar paso a la siguiente generación. En el E3 de 2010, uno de los mejores de la compañía, Reggie, nos vendía las bondades de un 3D sin gafas para dejar paso a Iwata, que enseñaba la consola con todo su esplendor ante un asombrado público que aún no sabía cómo era eso del 3D sin gafas de ningún tipo (y si iba a marear tanto como la Virtual Boy). Tras explicar más o menos como era la consola, la presentación de su primer juego (un nuevo Kid Icarus) y un vídeo de varios creadores alabando las bondades la máquina, la sala se llenó de azafatas con una 3DS para que la gente probara in situ como era la nueva máquina de la gran N.

La nueva Nintendo 3DS mantenía las dos pantallas de su predecesora, siendo la inferior táctil y la superior contando con un 3D estereoscópico (básicamente, crea una ilusión de profundidad) con un regulador que permite adaptar el 3D a nuestros ojos. Los controles son semejantes a los de la Nintendo DS, añadiendo un pad circular analógico, y los botones select y start pasaban a estar debajo de la pantalla táctil, a los lados del botón Home. También añadía un nuevo interruptor para activar la función wireless y la conexión wi-fi.

Por dentro, contaba con dos CPU, un Dual-core ARM11 para el sistema operativo y las funciones principales y un ARM9 de un solo núcleo para la retrocompatibilidad con DS. Para los gráficos, una GPU PICA200 de Digital Media Professionals. Los altavoces se mantienen en la pantalla superior y esta vez se añaden 3 cámaras, dos por la parte exterior y una encima de la pantalla superior para hacer fotos en 3D, crear un Mii directamente o jugar a los minujuegos de realidad aumentada. Los juegos siguen siendo tarjetas de aspecto semejante a los de DS y de mayor capacidad, pero perdía la ranura de  cartuchos de GBA. La ranura para SD pasaba a estar en un lateral, manteniendo la de los cartuchos en la parte superior de la consola.

La 3DS original. Su mayor novedad fue la pantalla superior con 3D.
La Nintendo 3DS original. Su mayor novedad fue la pantalla superior con 3D.

Esta vez la consola tenía varias aplicaciones de serie y otras descargables, como la ya mencionada de juegos con realidad aumentada, gracias a unas tarjetas que venían con la consola, el editor de Miis, la cámara y el reproductor de música y la Plaza Mii de StreetPass, una aplicación con la que podemos encontrarnos con los Miis de otros jugadores dejando activa la conexión wireless, y que cuenta con varios minijuegos. Parece algo muy sencillito, pero ha sido un éxito tremendo y en los eventos de videojuegos no es raro ver a la gente con su 3DS consiguiendo nuevos Mii de personas de todo el mundo. Igualmente la conexión online ha mejorado mucho, incluyendo una tienda digital, mucho más grande y semejante a la de Wii o Wii U, con algunos juegos exclusivos y otras aplicaciones como la Nintendo Badge Arcade, donde podemos conseguir insignias de diversos juegos de la gran N jugando en las típicas máquinas de gancho.

A principios del 2011 la consola salía al mercado con un precio sobre los 250€. Su catálogo inicial algo justo, hizo que las ventas fueran muy flojas y Nintendo se vio forzada a bajar su precio hasta unos 170€, regalando en compensación a los primeros compradores, juegos de NES y GBA de la consola virtual, mediante el denominada Programa de Embajadores.

Como viene siendo normal con las portátiles de la compañía, la consola ha tenido varias versiones. La primera revisión, la 3DS XL, que aumentaba su tamaño y salía al mercado poco más de un año después que la primera versión. La siguiente sería justo lo contrario, 2DS, una versión más pequeña en una sola pieza que además de perder por el camino la bisagra, se queda también sin la opción de 3D y con un único altavoz en mono, pero a cambio su precio era inferior.

Las dos siguientes son una versión que mejoraba características de la consola, pasando a tener un segundo stick analógico, dos gatillos, mejor 3D, lector NFC como la Wii U y un ARM11 quad-core, además de carcasas intercambiables (pero solo para las versión normal). Tanto New 3DS como New 3DS XL salieron al mercado en el 2014, con la 3DS ya dominando el mercado portátil. De momento solo tiene dos juegos exclusivos, el port del juego de Wii, Xenoblade y The Binding of Isaac, más la consola virtual de SNES.

De salida, el catálogo inicial de 3DS no era muy potente, pero con el tiempo se ha ido llenando de verdaderas joyas como los dos Fire Emblem, Awakening y Fates, que han servido para revitalizar la serie y darla a conocer al gran público, la llegada de la saga Monster Hunter a las portátiles de Nintendo (cuando eran uno de los baluartes de PSP), los recién llegados al resto del mundo Yo-Kai Watch, la continuación de sagas como la del Profesor Layton o Ace Attorney (incluido crossover entre ambas), los remakes en 3D de los dos Zelda de Nintendo 64 o el revivir de Pit con Kid icarus Uprising. En definitiva, que hay casi de todo y muchísimos juegazos.

De la primera hornada podemos destacar Super Street Figther IV, una versión del juego de peleas de Capcom que añadía el 3D, la posibilidad de hacer los ataques especiales pulsando en la táctil para facilitar las cosas a los menos acostumbrados a los combos y una cámara al hombre para ver el combate desde la perspectiva de tercera persona. Por desgracia, perdía el movimiento de los escenarios, pero aún así servía para demostrar las posibilidades de la máquina, llegando a vender más de un millón de unidades en todo el mundo.

Obviamente es imposible hablar de portátiles de Nintendo sin hablar de Pokémon. La saga se estrenaba por todo lo alto en 3D con las ediciones X e Y, con muchas novedades más allá de los renovados gráficos y nuevas criaturas, como la posibilidad de montar en algunos pokémon o la introducción de las megaevoluciones, además de potenciar enormemente el juego competitivo.

pokemon-x-y
Además de un renovado apartado gráfico, otra de las novedades era el encuentro con hordas pokémon.

La consola también recibió, para alegría de los fans, los remakes de las versiones Rubí y Zafiro, y esta misma semana saldrán al mercado las nuevas ediciones Sol y Luna en Europa (en el resto del mundo salieron la semana pasada), que dan una vuelta de tuerca a la toda la jugabilidad de la saga, cambiando los gimnasios por nuevos desafíos a través de las islas de Alola.

Por último, mención especial a la bola rosa más tragona del mundo. Los dos juegos de Kirby, Triple Deluxe y Planet Robobot, son geniales plataformas con todo lo mejor de la saga (y lo peor, porque no son un gran desafío terminarlos, pero al menos están bien cargados de minijuegos extras), que usan como pocos juegos el 3D de la consola, haciendo que tengas casi siempre activo el 3D de la pantalla superior para disfrutarlo en todo su esplendor.

Pese al bache inicial en ventas, tras la bajada de precio y el aluvión de grandes títulos, hicieron que 3DS se consagrara como la ganadora en el campo de las portátiles de la actual generación. En un mundo en el que los juegos en móviles y tablets cada vez tienen más tirón, especialmente en Japón, Nintendo 3DS ha llegado a vender en total, cerca de 60 millones de unidades en todo el mundo. Mientras escribo estas líneas, aún no han salido a la venta otros juegos que quedan por salir de la consola, como Pokémon Sol y Luna, por lo que seguramente esa cifra aumente antes de la muerte definitiva de la consola.

Mucha gente se pregunta si, aún con Nintendo Switch asomando en el horizonte, merece la pena comprarse una 3DS. Mi respuesta es: sin duda, es una consola genial con un catálogo enorme y seguramente que no decepcionará a nadie que la compre.


Una vez desvelado el misterio de NX, o mejor dicho, Switch, sabemos que es una consola a medio camino entre portátil y sobremesa, pero como la misma Nintendo anunciaba, es una sobremesa sucesora de Wii U, por lo que de momento 3DS aún tiene vida para rato.

[Exclusiva] ¿Switch será compatible con discos?

Hace tiempo en NeoGAF se hablaba de que, según la patente de Zelda Breath of the Wild, el juego podría tener versión disco y cartucho, comparando esa patente con la de otros juegos. Yo mismo comprobé la patente pensando que era solo una formalidad legal como tantas otras, pero en el registro de los juegos en cartucho se indicaba ese formato, al igual que con los juegos en disco. Podía ser una casualidad, pero con la reciente revelación de Nintendo Switch se ha demostrado que era cierto, que la consola sería compatible con cartuchos y que presumiblemente el nuevo Zelda venga en ese formato.

nx-cd
Registro en la USPTO según el cual Switch tendría cartuchos y discos

Hace poco recordé esta curiosa filtración y pensé, ¿y la patente de Switch? Pues me puse a indagar y según la patente 87209606 de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos del día 20 del pasado mes, Switch será compatible con discos.

Al igual que la patente de Zelda, este registro indica que la consola usará tanto discos como cartuchos. También da pequeños datos sobre la compatibilidad con amiibos, la consola en modo portátil y menciona accesorios de teléfonos móviles. Comparando con otras patentes no parece una formalidad, sino que puede que realmente tenga soporte para discos.


¿Será verdad o solo es una casualidad? ¿Tendrá finalmente retrocompatibilidad con Wii U? El 13 de enero saldremos de dudas.

Crónica de la Madrid Gaming Experience 2016

Como finalmente nos concedieron solo una acreditación, se nos complicó un poco la asistencia, pero al final fuimos dos días, el sábado solo Julio y yo, y el domingo se nos unió nuestro compañero Alberto (Frisfros) en su primera incursión en un gran evento. La feria estaba dividida en dos pabellones: el 12 dedicado a las cosas más modernas y la zona e-sport, y el pabellón 14, dedicado a la zona retro y manga.

Madrid Gaming Experience 2016 - 1

Este año por desgracia Nintendo decidió no asistir, dejando todo para otro evento que coincidía en esas fechas: el Salón del Manga de Barcelona, donde han estado muy presentes junto a Yo-Kai Watch. Otra de las ausencias ha sido la de Bandai Namco, que siempre tenía un gran stand en los eventos. Por el contrario, si asistieron las otras dos grandes compañías del sector, Sony con un stand dedicado en exclusiva a sus gafas de realidad virtual y Microsoft con un stand más pequeño que el de otros años, pero bien cargado de consolas.

La presencia de Sony en la feria este año se ha limitado a la realidad virtual con PlayStation VR, que estuvieron muy demandadas al igual que el año pasado, tanto que se repartía número para probarlas y ya desde primera hora del día estaba todo completo. También con gafas de realidad virtual estaba presente HTC con sus Vive, que también igual de demandadas durante todo el evento. En un principio tenía pensado probar alguna de las dos, pero después de ver las colas y recordar el mareo que me dio al probar Oculus Rift, lo dejé pasar. La VR no está hecha para mí, la verdad.

El stand de Microsoft tenía numerosas consolas con juegos variados, con novedades como Titanfall 2, Dead Rising 4 o Battlefield 1 (aunque con una zona mucho más pequeña que el dedicado a Battlefront del año pasado), una zona exclusiva a Fifa y otra con varias consolas con juegos como Recore (un juegazo de la mano de Inafune y ex componentes de Retro Studio), Cuphead y Raiders of the Broken Planet, lo nuevo del estudio español MercurySteam. Además contaba con una zona cerrada dedicada en exclusiva a Gears of War 4. De este sitio, me quedo con Recore, un título con un estilo entre los Metroid Prime y los Megaman que pese a los largos tiempos de carga, lo recomiendo encarecidamente; y la demo del nuevo juego de Mercury, que me pareció un shooter muy curioso, al que no hay que perderle la pista, ya que todavía anda en fase inicial.

Madrid Gaming Experience 2016 - 2

Aunque Nintendo no se quedó sin representación del todo, porque había una zona dedicada a Mario Kart 8 y a Super Smash Bros. para Wii U de la mano de Game eSports, donde se podía jugar libremente y organizaron algunos torneos de ambos juegos, además de dar un montón de pósters.

Fuera de las consolas, el PC tuvo una mayor importancia en la feria con stands dedicados a juegos como Overwatch, League of Legends o Counter Strike por parte de empresas como Nacon, Ozone o Razer. Estas zonas de freeplays estuvieron a rebosar durante todo el evento, así que me quedé con las ganas de probar el Overwatch.

En el Pabellón 12 de la Madrid Gaming Experience, estaba también el gigantesco stand de Game, con la zona de fuera llena de merchandising variado y juegos de segunda mano, y una interior dedicada casi toda a accesorios de PC con algunas ofertas, aunque sin tantas gangas como en otras ocasiones.

En este pabellón también estaba la zona de la ESL, dedicada a torneos de diversos juegos, y un enorme escenario con pantallas gigantes para las partidas de los diversos torneos que se celebraron durante la feria, principalmente de LoL, CS:GO o Call of Duty. La verdad es que esa zona se llenó hasta arriba durante las finales de los diversos torneos. Aunque esa no era la única pantalla grande, porque el otro pabellón tenía también una para más partidas en directo y otros eventos. Se nota que los eSports son cada vez más grandes y atraen a más público, por lo que su presencia en las ferias de videojuegos va ir creciendo año a año. Esperemos que con Switch Nintendo tenga más presencia en estos eventos, porque ver en pantalla grande una competición de Splatoon o de Smash es la caña.

Entre medias de ambos pabellones se encontraba el stand de Twitter, con un futbolín y repartiendo palomitas durante todo el día, una zona de restauración con bastante hueco libre para que la gente se sentara a comer tranquilamente, algo que se agradece enormemente, y más puestos para jugar, con títulos como Street Fighter V y el nuevo King of Fighter (que misteriosamente estaba siempre con poca gente, así que pudimos jugar unas cuantas partidas).

El otro pabellón de la MGE estaba dedicado a la zona de Retroworld, Manga-o-rama! y la de desarrolladores indies.

La parte retro, para mí, fue lo mejor del evento. Estaba llena de máquinas recreativas muy variadas, desde algunas más modernas con varios juegos en la memoria, hasta los arcades de Out Run o el de Punch-Out!! Y no solo eso, había un montón de consolas de todas las épocas para jugar y otras tantas formando un gran exposición con muchas consolas de toda la historia, desde las primeras Game and Watch, hasta la actual Wii U. Igualmente había una larga fila de pinballs para jugar libremente, con algunos como el de Super Mario o el mitiquísimo de Indiana Jones. La verdad es que esta parte del evento estuvo todos los días lleno de gente disfrutando de lo retro. Me encantó ver a padre con sus hijos mostrándoles las consolas con las que disfrutaron en su época y jugando juntos. Había bastantes tiendas en la zona retro, con mucha variedad y repleta de juegos, pero al final no hice ninguna compra este año. Como apunte, una de las tiendas tenía para probar Zelda: Ancient Stone Tablets, un juego de Satellaview con la base de A Link To The Past, del que hace poco se lanzó una versión completa y traducida hecha por fans.

Madrid Gaming Experience 2016 - 3

En el escenario de esta zona retro se dieron diversas charlas muy interesantes, como una dedicada a los anuncios de los videojuegos a la que lamentablemente no puede asistir, y donde la banda Retroband System ofreció diversos conciertos y tocaron en directo durante un torneo de SF 2. El domingo pudimos disfrutar de uno de sus conciertos, y la verdad es que fue un verdadero placer escucharles tocar varios temazos de Sonic, Mario Galaxy o Metal Gear Solid 3 entre otros tantos. Una pasada haber podido escucharles en directo.

La zona manga volvía a tener una mayor presencia de tiendas con manga y merchandising variado, aunque el centro de esa parte era La Isla, la zona donde autores españoles exponían y vendían sus obras. De las pequeñas exposiciones, destacar la dedicada a cuadros hechos con hama representando juegos míticos, como Columns, Kirby Pinball Land o Sunset Riders. Dentro de esta zona manga había un pequeño escenario donde se realizaron diversas actividades, como el concurso de cosplay o la presentación del libro “El mundo del Spectrum”, un libro genial dedicado a uno de los microordenadores más famosos (por desgracia otra presentación que me perdí). Lo malo de este escenario es que está un poco en medio de toda esa zona y por ello la acústica no era de lo mejor.

La zona de indies españoles cierra nuestro recorrido por la feria. Una vez más era una zona bastante amplia con varios desarrolladores patrios exponiendo sus trabajos, y junto a ella estaba el escenario reservado a las diversas charlas de GameLab. De todos los juegos de esta zona destaco los de Ratalaika Games para Nintendo 3DS y Wii U.

El primero, Defend your Crypt, un juego de puzles en el que tenemos que defender nuestra tumba de los ladrones que vienen a saquear nuestro tesoros con diversas trampas. El juego tiene un apartado artístico a lo retro pixel que me encanta, y se basa principalmente es saber que trampa usar en cada momento y calcular bien el cooldown de cada una para que los ladrones no toquen nuestro oro. Pude probar una demo del juego, y la verdad es que me encantó, tanto el pixelart como la jugabilidad: es sencillita pero la dificultad va siendo cada vez mayor por lo que debes saber usar bien tus recursos para que ladrones no se lleven nada. Jugué varios niveles, y me engancho bastante, y es uno de los juegos con los que más disfrute en la feria. Por cierto, los ladrones tienen su corazoncito y si ven morir a sus compañeros se podrán tristes. Es muy divertido ver el juego en acción. Ya está disponible tanto en Wii U como en 3DS y en Steam. Si podéis, darle una oportunidad, seguro que no os defrauda. Yo lo probé en 3DS, y me parece la consola perfecta para este tipo de juegos.

Madrid Gaming Experience 2016 - 4

Otro de los juegos para 3DS es Blasting Agent, un shooter con plataformeo clásico pixelado, aunque no pude jugarlo mucho. El último juego que tenían era League of Evil, un plataformas en el que tenemos que esquivar muchos obstáculos para acabar con el malvado científico por un montón de mapas variados. Tiene un estilo a lo Meat Boy, saltar por el escenario evitando la muerte todo el rato, por lo que te acabas picando para pasarte el juego sin morir y obteniendo todos los maletines que hay en cada nivel. Este tipo de juegos no se me da muy bien, pero me pique con la demo que tenían e intente pasarme todos los niveles. Próximante estará disponible para Wii U y 3DS. La verdad es que me gustaron mucho los juegos de Ratalaika, especialmente el arte de Defend your Crypt. Os mantendremos informados de las novedades de este prometedor estudio.

Bueno, y tras este repaso a la feria, vamos con lo mejor y lo peor.

En general el evento madrileño no ha estado mal, pero para mi gusto no ha estado al nivel de las pasadas ediciones. Sobre todo por las ausencias, especialmente la de Nintendo, y las pocas cosas que llevaron algunas compañías. También eché en falta más puestos para jugar y más stands (y el tractor de Badland Games, que este año no lo puso en su stand). No es un mal evento de ocio, pero quizás no es del todo un gran evento de videojuegos como lo era su sucesor y como ha sido el evento de Barcelona, donde Sony tuvo una mayor presencia con juegos como The Last Guardian y donde sí estuvo Nintendo.

La feria parecía más enfocado a los eSport y al ocio en general, aunque ojo, eso no es algo negativo. Para nada, como evento funciona muy bien, y eso lo demuestran las cifras de asistencia: más de 124.000 personas pasaron por la feria. Quizás esta primera edición ha quedado un poco más floja por las ausencias y no tantos puestos de juegos como en otras ediciones (o al menos eso me pareció a mi), pero los grandes torneos y la zona retro han sido de lo mejor de la feria. Puede ser que el coincidir con el Salón del Manga de Barcelona y con la Paris Games Week, haya sido la causa de las ausencias de varias compañías, pero para ser la primera vez ha quedado un gran evento de ocio digital, perfecto para pasar el puente. Como ya he dicho, de todo la feria me quedo con la zona retro, llena de consolas y que todo el mundo que se pasó por Ifema disfrutó de lo lindo con tantas recreativas y pinballs para jugar. Las colas para todo eran bastante largas, pero menos en la VR y alguna de las zonas de PC, las cosas se podían jugar con esperar un poco. Es de agradecer también la zona libre entre pabellones para comer, y que la sala de prensa, esta vez sí, tuviera paredes grandes.


En definitiva, la Madrid Gaming Experience ha sido un buen evento, quizás no al nivel de las pasadas ediciones de la Madrid Games Week, pero esperemos que en las futuras entregas cuenten con mayor participación de las compañías y más stands de juegos. Sin duda, nosotros estaremos allí para contarlo.

Pokémon Sol y Luna: Evoluciones y fecha de la demo

El pasado martes la cuenta oficial de Youtube de Pokémon subía un nuevo video con más información de las nuevas ediciones Sol y Luna, mostrando las primeras evoluciones de los pokémon iniciales y dando fecha para una demo especial, como ya pasara con los anteriores Rubí Omega y Zafiro Alfa, además de otras novedades.

La evolución de Rowlet sera Dartrix, un pokémon con un peinado peculiar que ataca a sus enemigos con sus afiladas plumas. La evolución del gatito Litten es Torracat, que lleva a modo de cascabel un pequeño saco de fuego. Y la foca Popplio evolucionará en Brionne, un pokémon muy bailarín que ataca con los globos de agua que crea.

Además también se ha revelado la Festi Plaza, un lugar donde encontrarnos con otros jugadores via comunicación inalámbrica donde podemos obtener varios objetos con los puntos que vamos ganando en la plaza. Como curiosidad, en el video salen disponibles los souvenirs de las anteriores regiones de los juegos menos la de Kanto. ¿Se podrá visitar la primera región en Sol y Luna?

También se ha mostrado el Poké Resort, una zona donde dejar disfrutar a los pokémon que tengamos en las cajas del PC con la que podemos atrear a otros pokémon salvajes y conseguir objetos gracias a nuestros compañeros. Y no menos importante, se ha confirmado al fin la vuelta de las megaevoluciones.

Por último, el día 18 de este mes estará disponible la demo del juego, que cuenta con un añadido muy especial: jugar con el Greninja Ash, una forma especial del pokémon de agua que podremos traspasar a la versión final del juego.

Ya sabéis, el próximo 24 de Noviembre saldrán a la venta las dos ediciones Sol y Luna, pero si te mueres de ganas por probar las novedades en poco más de una semana estará disponible la demo para poder calmar un poco el hype mientras esperamos.