Adiós a Wii: El Efecto Wii



Adios a Wii 3

Reggie Fils-Aimé decía en el E3 2010  “la tecnología es solo una herramienta, lo importante son las experiencias que genera” para luego mostrar una avalancha de juegos importantes como nunca se ha visto antes. Wii es (o fue) el exponente mayor de esta frase, un hardware con todas estas locas ideas cuyo fin no era sorprender al geek de turno, sino conseguir experiencias totalmente nuevas con software adaptado a esta nueva tecnología. Después de todo, lo que importa en los videojuegos es eso, los juegos.

Hace seis años escribí un mega-análisis de Wii justo para el lanzamiento, recuerdo haber estado muy contento leyendo todas las opiniones buenas sobre mi artículo en varios foros, aunque ahora me da muchísima vergüenza leerlo por todos los errores de gramática y ortografía (algunos que aún cometo :P).

También recuerdo un párrafo dentro del análisis llamado “El Efecto Wii”, así fue como describí el fin último de Wii (después de una extensa y desquiciada charla sobre como eran y como se sentían los cables). Para el lanzamiento colocamos la consola en un espacio grande para poder jugar bien el juego de tenis ya que no sabíamos muy bien si se necesitaban realizar movimientos grandes exagerados como en los trailers.

Antes de eso esperamos, y no estoy exagerando, unas 2 o 3 horas a que se actualizara el sistema, que era lo primero que pedía. En fin, llegó toda la familia a reunirse porque ya era la hora de cenar y la televisión estaba entre la mesa y la comida. El sistema termino de actualizarse y con el apetito destruido fui a probar Wii Sports antes que Zelda: Twilight Princess, después de todo era el juego que mejor mostraba las novedades de Wii.

Pues mi familia estaba sorprendida porque me estaba moviendo y el “muñequito” lo hacía también… ¡Ah! No, ahora recuerdo que antes de jugar Wii Sports creamos los Mii de cada uno y a Mother Brain  dando un gritito de sorpresa cuando la “manita” se movía si ella apuntaba a la televisión. Aquí fue donde empecé a ver el “efecto Wii”, jamás había visto a mis padres interesados en una consola de videojuegos como con Wii después de las risas que se provocaban casino online comparando los Miis virtuales con las personas reales.

Regresando a Wii Sports, recuerdo a mi familia divirtiéndose en Tenis, mi madre diciendo que le gustaba que fuera un juego “activo” y a mi padre diciéndome como tirar en golf (y le salían bien los tiros). Boliche y Boxing fueron un desastre, el primero por lo aburrido que resultaba esperar y el segundo por que los controles no funcionaban muy bien. El juego es una demostración perfecta sobre el control de Wii y definitivamente uno de los juegos mas influyentes de los últimos tiempos.

Mis padres nunca jugaron más Wii Sports después de esta experiencia, tal vez porque solo teníamos un control en ese momento y me llevé la consola directo a mi habitación inmediatamente, pero creo que podrían haber seguido enganchados a Wii si hubiera comprado Wii Fit (título que les llamó la atención por todo el buzz que se formó). Igual, años después miembros de mi familia extendida mencionaban Wii, primos compraban la consola y hasta mi abuela comentaba sobre esta, de manera positiva que es lo mas impactante. La gente ya no se refería a los videojuegos como los “Nintendo”, Wii era ahora el símil de ocio electrónico.

Alli estaba entendiendo todo eso de la “audiencia expandida” que Nintendo tanto predicaba en los E3 (yo en esos momentos sólo ponía atención a OMG REVOLUTION TIENE UNA LUZ EN EL DISC SLOT) aunque claro, existía el temor que Wii iba a ser una consola únicamente dedicada a este tipo de juegos. Fue poner THE LEGEND OF ZELDA: TWILIGHT PRINCESS y erradicar por completo cualquier pensamiento de “abandono”.

Las críticas continuaron, pero era mas que evidente que provenían de los siempre presentes haters ya que Nintendo lanzaba joyas cada año como Metroid Prime 3: Corruption, los juegos de Super Mario Galaxy (que ahora son considerados por la crítica allí arriba entre los mejores de siempre), Super Smash Bros. Brawl y muchos más (creo que hare un próximo articulo con los mejores juegos de Wii). El efecto Wii también se daba en los jugadores de toda la vida con el gran catálogo.

Lamentablemente, y como ha venido siendo norma desde hace bastante tiempo, las third party pasaron de la propuesta de Nintendo con un soporte abismal, a pesar de ser la consola más exitosa de las tres y de lejos. No todo es culpa de estas compañías, hay que admitir que el hardware es bastante diferente y bastante alejado del potencial gráfico de la competencia, hay esperar para ver si con Wii U la situación se vuelve a repetir.

Y hablando de Wii U, la consola la tendre pronto y claro, haré un análisis para el blog, ¿se dará un efecto Wii U? ya veremos lo lejos que llega Nintendo Land con mis padres.