¿Qué hace especial a Super Mario 3D Land?



Super Mario 3D Land se ha convertido rápidamente en mi juego predilecto de Nintendo 3DS, diversión y sentimiento “Nintendo” total. Según las estadísticas que me proporciona la consola, es el primer puesto en tiempo invertido y número de usos. También es el primer juego que enseño a la gente cuando quieren una partida para ver las capacidades de la consola, lo podría catalogar como el killer-app de Nintendo 3DS. Incluso podría decir que ahora mismo combate el primer puesto por mi juego de Mario favorito con Galaxy 2.

Cuando fue anunciado, Super Mario 3D Land no causó mucho ruido entre la comunidad, había demasiado escepticismo: parecía un mini Mario Galaxy y a simple vista no aportaba mucha novedad. Aparte se había anunciado que los niveles eran mas pequeños para mantener de cierta forma la portabilidad, algo que asustó a varios. Yo siempre me mantuve optimista porque después de todo, hablamos de Nintendo, su record perfecto de juegos de Mario no iba a ser manchado con el primer lanzamiento para su nueva portátil.

La sorpresa en el lanzamiento no fue que a la gente le gusto el juego, eso se daba por hecho, si no que en opinión de una gran mayoría, este es el mejor Mario que ha sido lanzado en tiempos recientes. Había “algo especial” que lo distinguía de otros juegos de la saga, un sentimiento que despliega que aún no puedo definir bien. ¿Qué es ese algo? Creo que esta imagen describe bastante bien una parte de lo que yo siento:

Especial Super Mario 3D Land

Lo grandioso de esta imagen es que los artistas capturaron totalmente la esencia del juego, un nivel pequeño pero completamente denso, donde en cada esquina hay algo por hacer. Una variedad de situaciones compactas repartidas a lo largo de un pequeño mundo. Es como una combinación de Super Mario 64 y la genialidad de Galaxy con lo mejor de cada juego en 2D anterior imprimiendo su propia personalidad en un colorido escenario.

Ese “algo especial” es definitivamente es eso, se siente como un juguete donde el objetivo principal y final es divertir y lo logra como ninguno otro. El ejemplo mas perfecto es el primer nivel del juego, claro lo puedes completar en menos de 5 minutos, pero si uno se pone a revisar cada rincón, botón y escondrijo que los genios de Nintendo han creado, el tiempo se extiende considerablemente. Tal vez no sea necesario conseguir esas monedas o 1up escondido, pero el camino es lo que importa aquí.

Y el “juguete” cobra mas sentido con el 3D sin gafas de la consola. El mundo empieza a tener vida dentro de Nintendo 3DS gracias al inmenso efecto que aporta la tecnología de la portátil. Creo que los que disfrutan de imágenes 3D estarán de acuerdo que le da cierta “viveza” y “naturalidad” a lo proyectado. Ahora, la combinación del diseño junto a la pequeña cajita viva terminan de acentuar la genialidad detrás de la estructura del juego. Ese mundo compacto vivo lleno de cosas por hacer.

El 3D no sólo sirve para darle un aspecto más bonito. En realidad es un aspecto esencial y no sería lo mismo jugar sin el. Sólo hay que ver los niveles donde la cámara se pone sobre la cabeza y hay que juzgar distancias enormes. Creo que esos escenarios no serían tan disfrutables sin el 3D estereoscópico.

Incluso el arte del juego ayuda a realzar esas sensaciones. Algunos bloques tienen una textura sutil que recuerdan a plástico, o los niveles con más carga visual cuentan con iluminación y efectos sorprendentes. Los hongos, enemigos y básicamente cualquier modelo parecen mas grandes y redondos, tal vez es causa de las capacidades gráficas aumentadas de la portátil, pero queda muy bien. La animación es de las mejores en la portátil hasta ahora, sólo les pongo el ejemplo de ese bloque-enemigo que no te deja transitar hasta que logras burlarlo.

De cierto modo, el juego provoca nostalgia recordando nuestra niñez cuando con nuestros juguetes físicos explorábamos y reíamos. Suena raro, pero no es una nostalgia triste. Super Mario 3D Land consigue regresar esas memorias y crear nuevas al mismo tiempo, algo que creo ningún Mario lo ha logrado con tanta efectividad. Este juego sintetiza muy bien la filosofía de Nintendo, su misión final es sacarte una sonrisa y lo logran con una combinación genial de diseño, arte y tecnología. Definitivamente sería mi primera recomendación para alguien que quiera comprar un Nintendo 3DS (hasta ahora).

 


One Comments

  • brandon londoño

    octubre 18, 2013

    EXELENTE ESTE POST ME ANTOJO MAS DE LO QUE ESTABA POR OBTENER ESTE JUEGO DE REGALO DE NAVIDAD JUNTO CON MI FUTURO NINTENDO 3DS XL (ROJO) EN ESTE DICIEMNRE(2013)GRACIAS……

    Reply

Deja un comentario