Gracias por todo, Iwata



Esta pasada semana ha sido una de las peores para la industria de los videojuegos en general y para los nintenderos en particular. El lunes Nintendo daba un escueto comunicado oficial en el que nos daba una triste noticia: Satoru Iwata había fallecido el día 11 por complicaciones con la enfermedad con la que llevaba mucho tiempo luchando. Las muestras de apoyo y cariño por parte de fans y miembros de la industria (incluso de la competencia) no se hicieron esperar y durante toda la semana las redes sociales se han llenado de mensajes y dibujos en recuerdo del presidente de Nintendo, demostrando que pese a que no todos estaban de acuerdo con las últimas políticas de la compañía todos le guardaban un gran respeto y admiración.

Famoso por su buen humor, Iwata fue un presidente distinto. Abrió la compañía al mundo con propuestas tan sencillas como sus “Iwata Pregunta” o los Directs, y aparte de ser el jefazo de la empresa conocía muy bien el trabajo de desarrollo puesto que el mismo se había dedicado a ello y no le importaba ayudar cuando era necesario. Por cosas como esa era muy querido y su pérdida nos ha dejado tocados a muchos. Este artículo que le dedico hoy es mi particular homenaje a su figura y su legado: un repaso a su vida y obra.

El bueno de Iwata nació en Sapporo el 6 de Diciembre de 1959. Desde muy joven tenía claro que quería dedicarse al mundo de los videojuegos, así que decidió estudiar informática. Aunque su familia no se tomó demasiado bien que quiera dedicarse al entretenimiento digital, Satoru trabajaba duro para intentar conseguir su sueño. Durante la carrera hizo varios amigos con los que compartía afición y con los que más adelante formaría parte de la empresa HAL (la creadora de Kirby o de los Smash Bros). Aquí trabajaría en su primer juego de éxito: Eggerland, conocido fuera de Japón como Adventures of Lolo, un juego de puzles que contó con varias entregas y originalmente lanzado para MSX.

Más adelante HAL empezaría a realizar juegos para NES, creando joyas como Balloon Fight o Mother. La relación con Nintendo iba en aumento y la compañía fue creciendo, pero en los 90 casi quiebran. Hiroshi Yamauchi, el presidente de Nintendo por aquella época, fue quien quiso salvar la empresa encantado por su trabajo. HAL pasaría a trabajar en exclusiva para Nintendo y Yamauchi pondría al frente de la compañía a un joven Iwata, en el que tenía mucha confianza puesta. Con él al mando y con una gran empresa como Nintendo como salvadora HAL fue recuperándose de su mala situación, sobre todo por su gran trabajo creando juegos de gran éxito, como el primer Super Smash Bros. para Nintendo 64.

lolo
Adventures of Lolo, uno de los primeros exitos de HAL y de Iwata.

Siendo aún parte de HAL Laboratory Iwata trabajó en varios juegos de la propia Nintendo, de tal forma que en tan solo una semana realizó el código de las batallas del mítico Pokémon Stadium o fue el creador de las herramientas de compresión de los datos de las ediciones Oro y Plata, dejando el espacio suficiente para incluir otra región dentro del juego.

En el año 2000, Iwata dejaba la presidencia de HAL para pasar a formar parte de Nintendo. Yamauchi confiaba mucho en él, tanto que cuando se retiró en el 2002 dejó a Satoru como presidente de la compañía, siendo así el primer presidente que no era de la familia fundadora. Tras el fracaso de GameCube en el mercado, Iwata buscó nuevas ideas para mejorar la situación de la empresa y para llevar los videojuegos a más gente. Durante su mandato nos trajo la revolución con Wii y Nintendo DS, que resultaron ser un auténtico bombazo y generaron enormes beneficios para la empresa. Aunque no sean del agrado de muchos, en innegable que tanto Wii como DS fueron un tremendo éxito que todos querían imitar y consiguieron uno de los deseos de Satoru, llevar los videojuegos a más gente e intentar mejorar un poco su imagen. Sus sucesoras, 3DS y Wii U, no han tenido ambas la misma suerte, y mientras que una está siendo un éxito la otra no termina de cuajar del todo.

Pero a pesar de ser la cabeza de un gran compañía, Iwata no olvidada sus inicios en la industria y se interesaba mucho por el desarrollo de los juegos, incluso en ocasiones llegando a echar una mano si hacía falta. Una de sus frases más celebres la dijo en la GDC del 2005, tres años después de pasar a ser el presidente de la gran N: “En mi tarjeta, soy el presidente de una empresa. En mi mente, soy desarrollador. Pero mi corazón, soy un jugador”.

Las diferencias entre el estilo de Yamauchi y el de Iwata son varias. Mientras que el primero llegó al mundo de los videojuegos casi de casualidad de la mano de genios como Gunpei Yokoi tras invertir en diversos negocios en busca de una buena rentabilidad (probó suerte con comida instantánea y hasta con hoteles del amor) y siendo más cerrado al exterior; Iwata era un apasionado de los videojuegos y venía de trabajar en su desarrollo, intentó encontrar un equilibrio entre contentar a los mercados y a los seguidores, y mejoró la imagen de la compañía con sus Iwata Pregunta y los Nintendo Direct (que el mismo presentaba en varias ocasiones, son ya míticos sus “Please take a look” o “Please Understand”). También su relación con la empresa y los trabajadores era más amable, todos le recuerdan como alguien muy simpático y solo ver que cuando la empresa no iba del todo bien, en lugar de optar por reducir costes despidiendo empleados, se rebajó su propio sueldo, dice mucho de su estilo.

direct
Iwata en uno de los muchos Direct que presentó. Nunca falta el toque de humor.

Aunque no estaba muy de acuerdo con sus últimas políticas (aunque también es verdad que en parte eran resultado por las presiones de los acciones, que en la práctica son los que decidan muchas cosas en la gran empresas), Satoru Iwata era una gran persona, un gran desarrollador y un genial director de Nintendo, que aunque en ocasiones fallara sabía dar con grandes éxitos y dar la oportunidad necesaria para que se desarrollaran nuevas ideas. Una pena que no haya podido ver acabado su Quality of Life, ni el resultado de su acuerdo con DeNA ni lo que hubiera sido de NX. Es una pena que nos haya dejado tan joven.

dibujo
Uno de los muchos dibujos que han llenado las redes sociales esta semana.

Durante toda esta semana se han sucedido incontables muestras de cariño y apoyo para Nintendo y la familia de Iwata de parte de tanto fans como de otros miembros de la industria, lo que demuestra que su trabajo, su eterna sonrisa y su buen humor han dejado un buen recuerdo. Espero que este donde este no haya perdido es sonrisa y que sepa que los que nos quedamos aquí no le olvidaremos.

Gracias por todo, Iwata-san.


One Comments

  • Bruno

    julio 23, 2015

    Una pena la verdad. He creado un Blog hace unos días sobre Nintendo y la verdad es que el tuyo me gusta y quería consejos de algún Blogger también de Nintendo. Gracias. nintenderosworld.blogspot.com.es

    Reply

Deja un comentario