El mundo nocturno del Legend of Zelda: Breath of the Wild



¿Le tienes miedo a la oscuridad? Pues, como ya lo hemos mencionado antes, Nintendo piensa en todo. Y esta vez el genio detrás de la idea es Eiji Aonuma quien, en una entrevista a la revista EDGE, dijo que implementar el ciclo de día y noche en el último The Legend of Zelda: Breath of the Wild fue algo extremadamente difícil de lograr. ¿La razón? ¿Hacer que te mojes los pantalones cada vez que prendas la consola? Pues no, esta vez se trata de evitar que los jugadores se topen con algo oscuro y tenebroso.

Además, lo interesante aquí es que habrá una clara diferencia con las anteriores entregas de la saga. En The Legend of Zelda: Breath of the Wild, el ciclo nocturno impactará directamente al gameplay. ¿De qué manera? Por ejemplo, algunos enemigos se encontrarán durmiendo por las noches; sin mencionar que las bajas temperaturas nocturnas podrán afectar la salud de Link.

Breath of the Wild, Zelda, Eiji Aonuma, Ciclo nocturno, Link, Nintendo NX

Lo cierto es que, en Breath of the Wild,  Aonuma quiso presentar el ciclo nocturno como una experiencia personal que tuvo escalando una montaña. Según sus propias palabras:

“No quería crear algo oscuro y atemorizante. He estado en la cima de una montaña elevada por la noche; estaba completamente oscuro, pero la luz de las estrellas hacían todo brillante. Quería que nuestro ambiente nocturno fuera algo por el estilo. Cuando está oscuro hay elementos en los alrededores que resplandecen, así el jugador puede usarlos para encontrar su camino.”


¿Y tú qué opinas al respecto? En los Headquarters de Blogtendo estamos emocionados con cada pequeño detalle que se deja filtrar de esta nueva aventura legendaria. ¡Hyaaat!


Deja un comentario