Nintendo y el ataque de los DLC



Hace unas semanas Nintendo anunció que Super Smash Bros. recibiría nuevos luchadores descargables. Después de Mewto, Lucas de Mother 3 es uno de los primeros en ser anunciados y además los usuarios podrán acceder a un sitio de votaciones para pedir que su personaje favorito salga en el juego. Ya no hay que esperar otra entrega para nuevos luchadores.

Estamos a un paso de que este prometido paraíso se haga realidad.
Estamos a un paso de que este prometido paraíso se haga realidad.

La reacción de los smashers fue bastante buena, pero no es el sentimiento que tienen todos los jugadores cuando se dicen las temidas tres letras…

Cuando empezaron a salir los primeros DLC mainstream, allá por el 2005/2006 con Xbox 360 y PS3, la emoción de poder expandir tus juegos con contenido descargable era bastante alta, eran las expansiones de juegos de PC revividas en una forma mas conveniente. Todos contentos al inicio, pero empezó a pasar el tiempo y algo siniestro se gestaba en las oficinas de los altos ejecutivos: se dieron cuenta que podían hacer mucho dinero con esto.

Infame DLC para Oblivion. $2.50 para una armadura de caballo, en 2006 eso era indignante.
Infame DLC de Oblivion. $2.50 para una armadura de caballo, en 2006 eso era indignante.

Y así empezó la era negra del mercado digital. En vez de desarrollar nuevos contenidos para lanzarlos en una fecha posterior, las compañías mandaban a cortar grandes trozos de gameplay y venderlos después como DLC. La ofensa mas grande es que en selectos juegos los DLC están en el MISMO disco y el “contenido descargable” solo los desbloquea.

Han surgido hasta “ofertas” llamadas Season Pass con el que puedes obtener todo el DLC por un precio (y que algunas veces es mucho mayor al precio original del juego).

Ahora, como todos sabemos, y los viejos y nuevos dioses están de testigo, Nintendo siempre va un paso atrás cuando hablamos de Internet, así que no tuvimos mucha oportunidad de quejarnos en la era Wii/DS. Había una especie de DLC con ciertos juegos, pero era un par de puzles borrables, Pokémon o cosas así, nada muy importante… hasta que Satoru Iwata anunció que New Super Mario Bros. 2 para Nintendo 3DS iba a recibir contenido descargable.

Nosotros en vez de emocionarnos nos pusimos en modo oh-oh gracias al precedente que otras compañías estaban marcando en las demas consolas. Y esto lo sabía Iwata, asegurándonos algo:

Una cosa que hemos determinado como política empresarial es que no vamos a crear un juego completo y luego decir “cortemos esto para DLC”. Ese no es nuestro plan. No haremos eso. Es un ejemplo extremo, pero creo que hay juegos donde obtienes el núcleo del juego con la primera compra y todo lo demás es DLC. Si haces eso, para empezar, los usuarios no tendrán motivación de ir y comprar el juego.

Y así empezaron a salir los primeros DLC de Nintendo y creo que estarán de acuerdo conmigo en que son los mejores de la industria. Hasta el momento la compañía ha cumplido con su palabra de desarrollar contenido ADICIONAL. 80 niveles nuevos para New Super Mario, medio juego adicional en Mario Kart 8 (a un precio bajísimo), niveles para Pikmin 3 a un precio razonable… Y claro, la promesa de Smash Bros.

En la imagen se ve a Tingle, parte del DLC de Hyrule Warriors, tratando de encontrar buen DLC en otras compañías.
En la imagen se ve a Tingle, parte del DLC de Hyrule Warriors, tratando de encontrar buen DLC en otras compañías.

En una reciente columna de Masahiro Sakurai, el gran GRAN de Super Smash Bros., escribía sobre su posición en el negocio de los DLC. Tuvo unas palabras bastante duras hacia las compañías que utilizan prácticas en contra de los compradores y respalda lo que Iwata decía hace cuatro años:

Recientemente el fraude con DLC se ha vuelto epidémico, cobrando a los usuarios dinero extra para comprar un producto incompleto. Entiendo completamente como de agraviados se sienten los jugadores. Después de todo, un juego debería estar 100% terminado en su lanzamiento, y yo estaría molesto si se cortara y vendiera en piezas.

[…]

Sin embargo, el DLC que estamos lanzando para Super Smash Bros es auténtico, desarrollado únicamente luego de haber terminado el juego principal. Claro, nuestro contenido tendrá un precio como compensación del trabajo adicional hecho en post-producción. Nintendo tiene las últimas palabras sobre el costo, creo que es una buena oferta teniendo en cuenta la cantidad de horas utilizadas desarrollando el contenido.

Claro, no todo es perfecto. También están saliendo disfraces/ gorras que aunque no añaden nada al gameplay y son bastante inofensivos, levantan algunas alertas de explotación dineril. Mientras sigan haciendo contenido de calidad como el de los juegos que mencioné antes no hay problema.

HMMMmmmmm...
HMMMmmmmm…

Lamentablemente nosotros tenemos nuestro propio set de problemas. No se, por allí estoy notando que los amiibo están cobrando cierta relevancia… En Smash Bros estaban bien, entrenas a tu muñequito, pero en Mario Party 10 parece que no puedes jugar a ciertas cosas sin tener amiibo de algún personaje… lo cual nos lleva a lo que mencionábamos antes. ¿Nos están restringiendo parte del juego? ¿se desbloquea comprando algo adicional? Me parece que esa es nuestra verdadera amenaza fantasma… Pero es cuestión de otro artículo y esperar a ver la tendencia.

DLC bien. “DLC” amiibero… no tan esperanzador.


Deja un comentario