#Pokémon20: ¡Comienza la aventura!

#Pokémon20: ¡Comienza la aventura!



Pokémon cumple 20 años el próximo sábado 27, y por ello en Blogtendo, hemos decidido celebrarlo como nosotros mejor sabemos, ¿a base de artículos? Sí, pero no con unos artículos cualesquiera.

¡Bienvenidos a Pokétendo!

Cuando escuchas o lees la palabra Pokémon, probablemente te venga a la mente unos videojuegos en donde puedes entrenar unas criaturas para luego luchar con ellas, coleccionarlas o intercambiarlas, otras veces pensarás en un juego de cartas, y otras tantas en una serie de anime, manga o merchandising variado, y no, no es que un día estés más acertado que otro, sino que todo eso forma parte de una misma saga, o mejor dicho, de un mismo fenómeno.

Y ese fenómeno se llama Pokémon y en Blogtendo lo amamos, así que dijimos, ¿porqué no hacer una semana dedicada exclusivamente a él? Y así nació Pokétendo.

Esto significa que cada día de nuestra pokésemana (sábado y domingo incluidos) tendréis un artículo nuevo relacionado con estos “adorables monstruos”.

Así que siendo el primer día, os vamos a contar nuestros mejores momentos con esta gran saga (ATENCIÓN: Una Tormenta de Arena se avecina, utilizar alguna habilidad para evitar que os afecte):

KinGolden – “Se oculta tras un trémulo haz de calor que crea mediante sus intensas y sofocantes llamaradas”

Typhlosion / Bakphoon

Pokémon Rubí / Poketto Monsutā Rubī

Es probable que para muchos, Pokémon pueda ser una simple saga de juegos, pero para mí significa algo más y es que gracias a ella me empezaron a gustar los videojuegos cuando apenas tenía 7 años (y gracias a ella también formo parte de Blogtendo).

Pero aparte de todo esto, Pokémon es para mí como ese primer amor que no te puedes quitar de la cabeza aunque pasen más de 20 años (Masuda e Ishihara me entienden).

Mis mejores momentos con la saga ya os lo conté en su momento, así que solo me queda deciros que aunque lamentablemente ya me retiré de los gimnasios, sigo amando a estas increíbles criaturas, y espero que al igual que yo, vosotros también las améis. Quien sabe, tal vez algún día regrese y nos enfrentemos a un combate… (¿spoiler?)

Frisfros – “Puede viajar en el tiempo, pero se dice que solo aparece en tiempos de paz”

Celebi / Celebi

Pokémon Blanco / Poketto Monsutā Howaito

Mi primer acercamiento con la saga fue una tarde de invierno, el marketing había hecho su efecto y ahí estaba yo, pegado a la tele esperando a esa serie que se estaba haciendo famosa en tan poco tiempo, Pokémon. Ese día estaba con mi hermano decidiendo que ver, si Yaiba (anime ochentero que televisaban en una cadena local) o este anime de “bichos que se encerraban en bolas“. Por la novedad me decanté (sí, no era muy demócrata…) por ver las aventuras de Ash y Pikachu. Cuando el primer capítulo terminó, quedé totalmente fascinado, una rata amarilla había reventado una horda de Spearow con un impactrueno. A día de hoy y con una gran cantidad de animes vistos, no se podría catalogar éste como de los mejores, pero si tenía ese “no sé qué”, el cual te generaba expectación.

Los días pasaron y de repente un día los niños estaban agachados en el recreo. Todos estaban jugando con los tazos que te regalaban en las bolsas de snack, creando torres y derribándolas, intercambiándolos, etc. Cuando parecía que la franquicia no podía expandirse más, de nuevo y sin aviso, los niños salieron corriendo de misa un domingo tal cual a… ¡comprar cromos!

Sí, en pocas semanas Pokémon ya se había masificado en tal cantidad de sectores que la gente empezó a denominarlo fiebre, en incluso pusieron un nombre a este fenómeno, Generación Pokémon.

Antes de que todo esto ocurriera, ya se habían lanzado los dos primeros juegos de la franquicia, pero yo, usuario exclusivo de sobremesa por aquel entonces (en esa época con la Nintendo 64), no pude disfrutar de las dos primeras entregas de forma íntegra (aunque sí me pasé el Azul). Por lo tanto, mi primera incursión videojueguil fue con Pokémon Plata, regalo que recibí junto con el Majora’s Mask (casi nada). Los días posteriores a este especial evento fueron increíblemente sorprendentes, que en un juego se hiciera de noche y de día según la hora que era en el mundo real, no era muy habitual. Agarré a mi Chikorita, y empecé a recorrer Johto con una ilusión y unas ganas muy grandes, mereciendo cada minuto invertido.

Actualmente sigo jugando a esta saga, especialmente a la rama principal y esperando con ansias la nueva generación, que espero que se lance este mismo año (o al menos se anuncie), para que vuelva a recordarme toda esa infancia Pokémon. Porque si de algo se ha caracterizado esta franquicia, es de marcar generaciones, y sin duda, las seguirá marcando.

Trivi – “Cuenta un antiguo pergamino que la gente se sentía atraída por cómo corría por las praderas”

Arcanine / Windie

Pokémon Cristal / Poketto Monsutā Kurisutaru

Mi primer contacto con la saga fue, como muchos, con el anime. Mi hermano y yo estábamos alucinados con Pokémon y tras mucho insistir, mi abuelo nos compró el Pokémon azul. La de horas que jugamos los dos… y lo mejor de todo es que el cartucho, ¡aún funciona! Aunque mi primer juego de Pokémon propio, fue la edición Cristal, y quizás por eso es mi favorito y con el que más horas he jugado.

Pero sin duda, lo más raro que me ha pasado, fue capturar a Mewtwo con una pokéball. En serio, estaba harto de intentar capturarle en la cueva celeste en Pokémon azul, así que cargué la partida y nada más empezar el combate, le tiré una pokéball. Lo que nunca me imaginé es que entrara a la primera. Las posibilidades de que eso pase son mínimas, pero ocurrió, y aún a día de hoy me cuesta creer que pasara.

Carslock – “Se le llama la ‘selva andante’. Si una cabeza crece demasiado, se cae y forma un Exeggcute”

Exeggutor / Nassy

Pokémon Black / Poketto Monsutā Burakku

A mi me dio la pokemanía de una forma muy peculiar: solo estaba interesado en la serie, películas y libros. ¡Ni siquiera sabía de la existencia de los juegos! En esos tiempos para mi, los videojuegos eran para jugar en la TV. Nunca me interesó jugar en portátil (hasta que llegó la Nintendo DS) y cuando lo probé, pues quedé terriblemente decepcionado con los sonidos de los monstruos, que no simulaban su contraparte televisiva.

Ahora bien, sobre la serie… era un adicto, me sabía los nombres de todos los primeros 151 Pokémon (una virtud, según yo, antes de conocer a los miles de fanáticos hardcore de internet), tuve trauma severo con las películas y quería todo el merchandising posible. Cuando dejé de ver la serie, por allí entre la tercera y cuarta “temporada”, perdí el interés totalmente en la saga.

Skyorz – “Aprende artes marciales en las que se dan puñetazos y patadas”

Blaziken / Bursyamo

Pokémon Esmeralda / Poketto Monsutā Emerarudo

Cuando tenía 9 años, me regalaron Pokémon Rubí, fue mi primer juego de Pokémon y le eché muchísimas horas, pero una de las cosas que más recuerdo del juego, son los Tropius. Da igual las veces que lo capturara, metía a Tropius en el PC y desaparecía tras un tiempo, volvía a capturar otro y pasaba lo mismo, y no era al único que le pasaba, al parecer a mi prima le ocurría lo mismo, así que, con la inocencia que teníamos, intentamos encontrar muchísimas maneras de evitar que el Tropius desapareciera del PC… Evitando enseñarle la MO Vuelo, marcándolo… pero no había manera.

Nunca sabremos que pasaba con aquellos Tropius, pero a día de hoy cada vez que lo recordamos nos reímos.

Fede – “Para quitar la vida a su presa, se desliza en su sombra y espera su oportunidad en silencio”

Gengar / Gangar

Pokémon Plata / Poketto Monsutā Gin

Mi primer acercamiento a la saga fue con el anime. No se destacaba por ser una GRAN serie, pero yo era chico y me llamó mucho la atención el tema de los diferentes monstruitos con poderes.

Desde pequeño siempre fui muy bichero y de tener mascotas, entonces como que por ese lado sentía una gran atracción hacia la saga. Luego de eso, no sé si lo siguiente fueron los juegos de Game Boy (mi primer juego fue el Pokémon Yellow) o si fueron las figuras coleccionables, que si mal no recuerdo, tengo algo así de 70 muñequitos. Al día de hoy todavía los conservo, principalmente los de la primera generación, que siempre fueron los que más me gustaron junto a los de la segunda.


Espero que la Tormenta Arena haya parado y no os haya debilitado, recordar que todavía quedan varios artículos para esta semana, así que ir corriendo al Centro Pokémon más cercano para recuperaros, que mañana tenemos un combate doble 😉


Deja un comentario