Todas las entradas de: Carlos Triviño

Hey! Soy Carlos, apasionado de los videojuegos, Nintendero desde hace mucho tiempo y el especialista en juegos retro de Blogtendo. Desde que se me ocurrió investigar sobre la historia de los videojuegos me enganché con lo retro y aún no lo he soltado.

Crónica de la Madrid Gaming Experience 2017

Una vez más Blogtendo acudió a la cita anual de los videojuegos en la capital, la Madrid Gaming Experience. Este año solo pudimos asistir el sábado 28, por lo que en esta ocasión solo hablaré de lo que vimos por allí ese día. Y en esta ocasión a King y a mí se nos unió por primera vez nuestra compañera Athos. Empecemos la acción por el pabellón 10, dedicado a las consolas actuales y a los eSports.

La zona de Super Mario Odyssey fue probablemente la más visitada de todas.

Este año Nintendo si tuvo presencia en la feria, con un stand dedicado íntegramente a Switch. Destacaba la zona de Super Mario Odyssey, con varias consolas con la demo del juego y un photocall con figuras de Mario, Peach y Bowser vestidos de boda. Por cierto, Nintendo organizó un curioso concurso donde las 100 primeras personas en asistir vestidos de novia se llevaban un pack de amiibos (y la verdad es que vimos bastantes). También estaban presentes Splatoon 2, Super Mario Kart 8 Deluxe, The Legend of Zelda: Breath of the Wild, una parte deportiva con FIFA 18 y NBA 2k18, Arms, Fire Emblem Warriors, Pokkén Tournament DX y dos novedades jugables, Doom y The Elder Scrolls V: Skyrim. Con la cantidad de gente que había el sábado al final solo pude jugar al Doom, a FE Warriors y a una partida rápida de Splatoon 2.

Tras casi una hora de cola, pude poner las manos sobre el port para Nintendo Switch de Doom, que aunque no se ve del todo mal en cuanto al control y los fps (ya se han confirmado lo 30, pero se ven muy estables), tiene un aspecto como un poco borroso que desluce bastante el acabado final. Supongo que llevarlo al modo portátil, que es como lo probé, ha costado lo suyo y han tenido que reducir algunas cosas, pero espero que en la tele no se vea igual.

Por otro lado, Fire Emblem Warriors era todo lo que me esperaba en este nuevo musou, aunque se notan bajones en el modo para dos jugadores. La pena es que no hayan metido más personajes de juegos anteriores, pero si Fates y Awakening son tus favoritos no te decepcionará en absoluto. Gracias a Athos y a su Switch, durante la cola para jugar al Doom, pude jugar un rato al Super Mario Odyssey, y que decir que no se haya dicho ya. Lo resumiré en que tuve casi la misma sensación que cuando jugué al Super Mario 64 por primera vez, y eso es decir mucho.

A Peach no le gusta esto. Foto tomada por la organización del evento.

El stand de Nintendo estaba bastante bien, pero se echaba en falta la presencia de la Nintendo 3DS o de la Snes-Mini, y que hubiera algún juego más disponible. Y ya de paso, alguna consola más con las demos de Doom y Skyrim, que solo tres por juego eran bastantes pocas y así se formaban unas colas enormes.

Al lado del stand de Nintendo se encontraba uno dedicado en exclusiva a Mario + Rabbids Kingdom Battle, presidido por la enorme estatua de Rabbid Kong, que contaba con un montón de puestos para jugar este crossover tan loco.

Sony por su parte se presentó en la feria con una fuerte presencia de la VR y del nuevo GT Sport, que ocupaban casi toda su zona. También trajeron los nuevos Playlink, juegos multijugador con los que interactuar con el Smartphone. Igualmente estaban presentes el nuevo Call of Duty WW2 y Wolfenstein 2, aunque las largas colas para probar el nuevo GT y mi mala relación con la realidad virtual me impidieron probar las novedades de Sony. Por cierto, bastante curiosa la zona de Playlink, dos containers grandes acristalados con sofás dentro. Me dieron ganas de hacer la cola con tal de sentarme un ratejo en los sofás.

El stand de Microsoft estaba dedicado a su próxima consola, la Xbox One X, con algunos juegos como Forza 7, Assassin’s Creed: Origins, PES 2018 y Super Luckys Tales. Por aquí tampoco paré mucho, principalmente porque todo lo había probado ya en un evento de la compañía la semana anterior. Super Luckys Tales me pareció un juego muy divertido, y el cambio que ha sufrido la saga AC con Origins me parece bastante acertado, aunque no me convence del todo los controles.

A destacar también Meridiem Games, quienes se ocupan de la distribución en España de los Syberia y Gear Club Unlimited para Nintendo Switch, juegos que pudimos probar en su stand. Gear Club es un curioso juego de coches, un mercado del que de momento está falto la consola, y que funciona muy bien a dobles con un Joy-Con cada uno.

Este año la zona eSport estaba justo en la entrada del pabellón 10, y contaba con dos pantallas gigantes bastante separadas para seguir los diferentes torneos que se sucedieron durante la feria y un stand dedicado a la ESL, que se dedica a organizar torneos de diversos juegos por todo el mundo. Los ordenaros tuvieron mucha más presencia que en la anterior edición, esta vez sobre todo con el juego del momento PlayerUnknown’s Battlegrounds, con varios stands con ordenadores disponibles para jugarlo, además de marcas como Lenovo o Corsair.

Por su parte, la zona indie era semejante a la del año pasado, con bastantes estudios pequeños presentando sus juegos. Por desgracia a la hora que fuimos algunos estaban ya vacíos o tan llenos que era casi imposible acercarse. Por cierto, este año Raiders of the Broken Planet, el juego de MercurySteam (creadores del reciente Metroid Samus Return), tuvo especial presencia. A destacar Flat Heroes, un juego minimalista de estilo semejante a Super Meat Boy en el que tendremos que aguantar sin morir, con un modo multijugador muy divertido y que llegará próximamente a Nintendo Switch.

Mencionar también la presencia de Avance, otra distribuidora española que nos traerá juegos como El Conde Lucanor, Binding of Isaac o Unbox entre otros. Allí estuve jugando un poco a Don’t Knock Twice, un juego de terror en primera persona que ya se encuentra disponible en la eShop.

Foto tomada por la organización del evento.

En el resto del pabellón se repartían zonas varias de juegos como Tekken 7, Marvel vs Capcom, Injustice 2 o Proyect Cars 2 entre otros, además del ya conocido enorme stand de Game en el centro de todo. Entre ambos pabellones había algunas tiendas, a destacar la presencia una vez más de Videojuegos x Alimentos, una iniciativa solidaria en la que puedes entregar kilos de alimentos a cambio de juegos.

El otro pabellón del evento, el 8, estaba dedicado a lo retro, y a la parte de comics y manga.

En la zona retro destacaba la cantidad de recreativas, consolas antiguas y pinballs disponibles para jugar. Aunque el evento estaba lleno, en esta zona siempre solía haber hueco para una partidita rápida a alguna recreativa. De hecho nada más llegar le estuvimos dando un rato al Metal Slug. Por cierto, no os imagináis la cantidad de gente que había en las colas para jugar a los pinballs. Además también había una pequeña exposición de varias consolas de todas las épocas. Y hablando de exposiciones, la de Azpiri tenía un lugar destacado en la zona retro, lástima que estuviera un poco mal colocada y que no contara con algún trabajo más del recientemente fallecido dibujante. Por esta zona también había diversas tiendas de juegos y consolas antiguas, y de publicaciones de la materia, como los stands de las editoriales Héroes de Papel y Gamepress.

A la izquierda pinballs, en el medio consolas antiguas para probar y a la derecha varias de ellas expuestas. Puro amor retro.

La zona manga-orama! y comic-orama! eran básicamente tiendas varias de manga, anime, comics y merchandising variado, además de la presencia una vez más de La Isla, zona dedicada a los dibujantes patrios. También se encontraba en esa zona la White Wolf Wrestling, la asociación de lucha libre madrileña, que ofreció un par de espectáculos el sábado. Igualmente había un pequeño escenario para varias charlas retro, que por falta de tiempo (y por olvidarme, todo sea dicho) me perdí. Ah, y allí también estaban nuestros amigos de No Game Over, con un pequeño stand para poder jugar a su gran juego de cartas.


Y bueno, tras todo este repaso de lo que vimos por la feria, vamos como siempre a lo mejor y a lo peor.

En contraposición del año pasado, en esta ocasión las tres grandes compañías contaban con un gran stand propio y con novedades jugables, aunque si se echaba de menos un mayor número de consolas disponibles. Por parte de Nintendo, sobre todo algún juego más para probar, y un poco de más control con las colas, porque nos tiramos casi una hora para probar el Doom y el Skyrim o en las consolas que no había tanto control, algunas personas se quedaban todo el rato jugando.

La zona de eSport me gustó más que en la anterior edición, y aunque no estuve como espectador, creo que centrarlo todo en una zona más grande está mejor. También se agradece que hubiera más hueco para caminar por la feria y más espacio entre los stands.

Respecto al número y variedad de stands, algo más contento que la edición pasada, pero en esta ocasión me ha parecido que había menos consolas disponibles y menos juegos presentes. Y una vez más, la zona retro se lleva la palma. Para mi gusto la mejor parte sin duda fue la totalidad del pabellón 8, con más tiendas que el año pasado y un montón de máquinas disponibles para jugar. Como curiosidad, en casi todas las colas había gente jugando a la Nintendo Switch o la 3DS. Es más, en la cola para jugar al Doom, unos cuantos estaban con la Switch jugando a Super Mario Odyssey y hablando entre ellos de cuantas lunas llevaban o como conseguir alguna más difícil de alcanzar.

Esta edición cierra con más de 104.000 visitantes, menos que el año anterior, pero hay que tener en cuenta que este año han sido tres días frente a los cinco de la anterior, por lo que en definitiva son buenas cifras.

En definitiva, salgo más contento que en la edición anterior, pero si espero que en la próxima tengamos más consolas disponibles para jugar y más novedades jugables. Lo que es seguro es que allí nos veremos el año que viene.

Crónica de la Madrid Otaku 2017

Un año más, el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid se llenó de manga, anime, cosplay y videojuegos en esta segunda edición de Madrid Otaku, y como suele ser ya normal, allí estuvimos para traeros toda la información.

Cuando llegamos a recoger nuestra acreditación las puertas del evento aún estaban cerradas, al igual que la taquilla, pero las colas ya eran enormes. Por desgracia nada más entrar vimos el gran fallo de esta edición: solo contaban con una planta para el evento, a diferencia del año pasado. Al tener que condensar todo en una sola planta todo estaba mucho más pegado.

En esta ocasión los stands de videojuegos y de merchandising fueron los más numerosos, porque dedicados a manga y anime solo vimos un par. Por otro lado, sí que había bastantes stands de artesanía y de ilustradores, con mucha variedad donde elegir. Al lado de estos estaba la zona de juegos de mesa, donde se podían probar tanto juegos tradicionales asiáticos como juegos de rol o de cartas.

Por esta zona estuvimos probando un juego que nos encantó, y además es creación española: No Game Over, un juego de cartas para varios jugadores, inspirado en el mundo de los videojuegos en el que cada turno los jugadores deben enfrentarse contra enemigos variados para ganar recompensas como equipación o cartas de ayuda, si es que los demás jugadores no le ponen las cosas demasiado difíciles, y en el que solo ganamos si somos los últimos supervivientes o somos capaces de ganar al final boss. Si habéis jugado al Munchkin o juegos similares sabréis como de divertido es fastidiar a los demás jugadores. La verdad es que el juego nos gustó mucho (especialmente a mí, aunque quizás que ganara dos partidas tiene algo que ver). Si os gustan los juegos de mesa de ese estilo seguro que os gustará.

La zona de videojuegos esta vez era un poco más pequeña pero con bastante variedad. Para jugar estaban disponibles juegos como Mario Kart, Naruto Shippuden Ultimate Ninja Strom 4, Guilty Gear Xrd, Zelda Breath of the Wild o Rocket League (que lo pude jugar un poco para ver lo mal que se me daba), además de las máquinas de DDR de siempre.

Después de jugar un poco, fuimos al escenario para disfrutar del pequeño concierto como adelanto del Zelda: Symphony of the Goddesses, que vuelve a Barcelona el 25 de noviembre. Aunque el escenario estaba en el centro de todo, la verdad es que el concierto se escuchaba muy bien, y pudimos disfrutar de una muestra de canciones míticas de la saga como el tema del Bosque Perdido o mi favorita, la canción de las tormentas. Como regalo os dejamos que disfrutéis de uno de los temas clásicos de la saga.

Después pasamos por las exposiciones, que en esta ocasión eran dos: una pequeña muestra de fotografías de cosplayers, y la dedicada al gran Mitsuru Nagata, el artista japonés de la caligrafía japonesa y del sumi-e, que fue una de las cosas que más me gusto del evento. La verdad es que Mitsuru tiene un gran talento y es un placer contemplar sus obras.

Por último, este año la sala de conferencias no era un recinto cerrado del todo como en la edición anterior, pero la acústica era bastante buena pese a la música de algunos stands cercanos y se podía escuchar todo bastante bien. Mención especial a la genial iniciativa de la organización de contar con traducción simultánea en lengua de signos para algunas de las charlas, algo que me pareció muy loable por su parte.


En definitiva, pasamos una buena mañana por allí. La verdad es que el evento nos gustó, pero el año pasado disfrutamos mucho más al tener más espacio para movernos por todo el evento y estar todo un poco más separado. Esperemos que el año que viene vuelva a contar otra vez con ambas plantas y con unos cuantos stands más. Lo que es seguro es que nosotros volveremos al evento que se ha convertido en uno de nuestros favoritos de todo Madrid.

Nos despedimos con un vídeo recorrido por todo el evento. ¡No te lo pierdas!

Análisis de Fire Emblem Heroes

El pasado dos de Febrero llegaba la nueva incursión de Nintendo en los móviles con Fire Emblem Heroes, un juego estilo gatcha que ha sido un éxito total en pocos días.

El título nos presenta ante dos reinos en guerra, Embla, que busca someter e incluir en sus tropas héroes de otros mundos, y el de Askr, encargado de vigilar los portales que conectan con esos mundos y pararle los pies al reino enemigo. Nosotros seremos un invocador armado con una pistola-lanzahéroes (sí, es algo así) traído a ese mundo por Anna, capitana de los Guardianes de Askr, que buscaba llamar al invocador de las leyendas. Junto a Alfonse y Sharena, príncipes del reino, nos enfrentaremos a la malvada Veronica, princesa de Embla, para evitar la invasión a otros mundos. Y esos mundos no son otros que los distintos juegos de la saga, que de momento cuenta con el primer Fire Emblem, Mistery of Emblem, Sword of the Seals, Blazing Sword, Awakening y Fates, a la espera de que se actualice con la presencia de más juegos de la saga.

La jugabilidad es muy semejante a la de la saga clásica pero adaptada a los móviles. El mapa sigue siendo una cuadricula por donde desplazar a nuestras unidades, pero es más pequeño para adaptarse bien a la pantalla de los dispositivos, y los personajes tienen un aspecto “chibi” acompañados por geniales ilustraciones de varios artistas. Además todos los personajes están doblados al inglés.

Igualmente sigue presente el triángulo de las armas, pero más simplificado: las unidades rojas (espadas y magia) son fuertes contra las verdes (hachas y magia) y estas vencen a las azules (lanzas y magia), que a su vez estas son eficaces contra las rojas, mientras que las unidades de arco, shurikens y bastones son incoloras. Los stats se simplifican a cinco: vida, ataque, velocidad (si supera al menos en cinco a la del rival atacaras dos veces), defensa y resistencia.

Tampoco hay armas como en el resto de la saga, sino que cada héroe puede equiparse distintas armas y habilidades a cambio de puntos de habilidad que se ganan eliminando enemigos o subiendo de nivel. La novedad es que no hay muerte permanente, sino que si un personaje cae en combate, pierde la experiencia ganada en el mismo. También se han eliminado los porcentajes de crítico o de esquivar y nuestro equipo solo puede estar formado por cuatro personajes, por lo que habrá que elegir bien y tener un equipo equilibrado. Por lo demás, las batallas se desarrollan de una forma muy semejante al resto de la saga. En ese aspecto Nintendo e Intelligent Systems han sabido adaptar perfectamente la esencia de Fire Emblem.

El control es totalmente táctil. Para mover a nuestra unidad basta con tocarla y arrastrarla hasta donde queramos, y para atacar tenemos que acercarla hasta el enemigo. Es simple y efectivo, pero como se te vaya el dedo puedes moverte donde no querías o no atacar sin querer.

Los mapas son también en cuadrícula, pero más pequeños para adaptarse a las pantallas de los móviles.

Los héroes pertenecen a los distintos juegos de la saga que he nombrado antes, y se unen a nosotros de dos maneras: venciéndoles en desafíos especiales o invocándoles con orbes, la moneda que usa para todo el juego. A cambio de orbes podemos probar suerte e invocar un héroe de uno de los colores que nos salgan, siendo el personaje invocado uno al azar de entre todos los del color elegido. Cada una cuesta 5 orbes, pero al hacer varias seguidas su precio baja entre 4 o 3 orbes. Los orbes se pueden comprar con dinero real, pero se puede conseguir una buena cantidad de ellos jugando. Por ejemplo, solo el modo historia completo da hasta 135 orbes, y cada semana o mes se añaden nuevos desafíos para conseguir más.

Cada héroe tiene una rareza que va de una estrella a cinco, siendo más fuerte y con más habilidades cuanta más rareza tenga. Podemos subir las estrellas de nuestros personajes a cambio de plumas que ganamos en el coliseo, pero de momento el coste es bastante elevado para subir a 4 y 5 estrellas, esperemos que Nintendo lo rebaje en futuras actualizaciones o aumente las plumas que podemos ganar.

El menú del juego se divide en varias partes:

El castillo: Aquí podemos ver la novedades del juego, hablar con nuestros personajes para obtener plumas, ver los retos y misiones activas, recoger los distintos regalos que podemos obtener por medios como My Nintendo, y añadir amigos. Además, a cambio de orbes podemos mejorarlo, algo muy recomendado pues nos da un extra de experiencia.

Luchar: En este apartado se encuentra lo principal. Desde aquí podemos acceder al modo Historia, que de momento cuenta con 9 capítulos de 5 mapas cada uno con tres dificultades en total, y por el momento están bloqueados los desvíos. También está la Torre de Práctica, donde puedes jugar en mapas de diferentes dificultades para subir de nivel a nuestros personajes; los Encuentros, mapas especiales con recompensas como héroes u orbes; y el Coliseo, donde luchar con otros jugadores para mejorar nuestra clasificación y obtener plumas.

Las batallas de los tres primeros modos cuestan energía, que se recarga con el tiempo, con un objeto especial o pagando un orbe. El coste de energía de cada mapa depende de su dificultad, por ejemplo el mismo capítulo de la historia en modo fácil cuesta 2 de energía y 11 en extremo. Por su parte el Coliseo gasta Gladius, que se recargan cada día o mediante un objeto especial. Hay otro modo, pero aún permanece bloqueado y se desconoce cuál será.

Aliados: Desde esta opción podemos organizar nuestro ejército creando nuestros batallones de 4 héroes, pudiendo tener hasta 5 batallones diferentes. También podemos enseñar nuevas habilidades o cambiar las equipadas, subir de nivel a cambio de gemas y lascas que obtenemos completando retos, cambiar a nuestro héroe por plumas, fusionar a héroes que tengamos repetidos o subir su rareza. Esperemos que con el tiempo la opción de cambiar a nuestros personajes por plumas de una mayor cantidad de estas o que baje el coste de subir la rareza, que es una de las partes más criticadas del juego.

Invocar: Desde aquí podemos invocar héroes para que luchen a nuestro lado a cambio de orbes. Podemos pagar por orbes, pero de momento se pueden conseguir muchos sin pagar nada, y es de esperar que en el futuro se añadan más opciones para conseguirlos gratis. Sin embargo mucha gente ya ha optado por pagar, tanto que el juego ha llegado a generar más de 3 millones de dólares en tan solo unos días. Y es que los juegos gatcha son muy populares, especialmente en Japón.

Tienda: Esta opción nos permite comprar orbes, gastando desde 2€hasta la friolera de 75€. Además, podemos ampliar nuestros barracones a cambio de orbes para poder aumentar el número de héroes que podemos tener, que inicialmente es de 200.

Varios: Por último en esta sección podemos ver nuestro inventario, vincular nuestra cuenta de My Nintendo y ajustar las diferentes opciones del juego.

Los gráficos son simples pero efectivos, con animaciones sencillas y con personajes estilo “chibi” con diferentes ilustraciones que se muestran cuando se activa una habilidad y que cambian cuando nuestro héroe sufre daño, y que podemos ver en todo momento dentro de la información sobre nuestra unidad. La música y los efectos de sonido son geniales, además de piezas originales cuenta con otros temas sacados de los distintos juegos y que acompañan perfectamente la acción, aunque peca de no excesiva variedad al igual que los mapas, que se repiten demasiado a lo largo del juego. El otro gran aspecto negativo es que, al igual que Super Mario Run, requiere conexión permanente a internet, y si bien el uso de datos no es excesivo, sí que es algo pesado el tener que disponer de internet constantemente para poder jugar.

Las animaciones son más sencillas, pero pegan bien con el estilo «chibi».

En definitiva, Fire Emblem Heroes es una genial adaptación de la saga de rol táctico a dispositivos móviles y se ha respetado la esencia de los anteriores juegos. Si eres fan de la saga te encantará, y si eres novato, el sistema más casual te permitirá adentrarte sin miedo en este genial mundo de Fire Emblem. Pero que no os engañe, aunque el modo fácil parezca un paseo, las dificultades más altas os harán sudar la gota gorda hasta dar con una estrategia y un equipo adecuado para pasar los niveles. Sus mayores defectos, salvo la conexión permanente, seguramente queden solventados con futuras actualizaciones. De momento Nintendo ha regalado 10.000 plumas y está activo un evento para obtener más jugando en el coliseo, por lo que es de esperar que los próximos eventos den más vidilla al juego y sea más sencillo conseguir orbes, plumas y demás objetos.


Fire Emblem Heroes es un juego que se puede disfrutar totalmente sin gastar nada y gustará tanto a veteranos como a recién llegados, y pese a ser un juego móvil, tiene una gran calidad semejante a la de sus “hermanos mayores” en consolas.

¡Totalmente recomendado, no te defraudará! (bueno, quizás maldigas tu suerte después de invocar a varios héroes sin que te salga ninguno de 5 estrellas).

Recopilación de rumores sobre Nintendo Switch

A falta de tan solo unos días para la presentación oficial de Nintendo Switch, vamos a repasar los rumores presentes y pasados de la consola para ir calentando un poco el hype (más de lo que ya está).

Empecemos por el principio de todo: Nintendo NX.

Nos tenemos que remontar hasta nada más y nada menos que hace casi dos años. En marzo de 2015, Nintendo hacía público su acuerdo de colaboración con DeNa para desarrollar juegos móviles. Después de llevarnos las manos a la cabeza (porque nunca nos imaginamos lo que iba a ser Pokémon Go), nos enteramos de algo más. Iwata mencionó la próxima consola de Nintendo, ya en desarrollo con el nombre en clave NX, que se uniría a la familia y que traería la unión de todas sus cuentas de usuario, tanto de móviles como de las distintas consolas, en una sola.

Desde ese momento Internet se empezó a llenar de rumores sobre la nueva plataforma, pero siempre hubo uno que destacó por encima de los demás: el concepto de consola híbrida entre portátil y sobremesa. Se especuló con que fuera una sola o incluso dos sistemas. También se habló de que fuera una sobremesa tradicional con más potencia que todas las de la actual generación, pero la idea de que fuera un híbrido estuvo sobre la mesa desde el principio.

En el E3 de ese mismo año se mantuvo el secreto de la consola, pero la rumorología siguió su cauce y se habló de que los primeros kits de desarrollo ya estaban siendo distribuidos, pero durante el resto del año las aguas estuvieron bastante calmadas. El resumen de los rumores se puede dar en dos grandes bloques: los que defendían la teoría de que la consola sería una sobremesa como tal y sucesora de Wii U; y los que decían que la consola sería un híbrido, bien en una sola consola o en dos consolas separadas pero con el mismo sistema.

Pero ante el silencio de la compañía, en el año 2016 aparecieron constantes rumores y supuestos leaks sobre la consola. Rara era la semana en que no hubo una filtración, confirmaciones de insiders de la industria o un montón de nuevos rumores. El año dio para largo, así que vamos a repasar los rumores más grandes.

Aunque en los primeros meses del año pegaban fuerte los rumores sobre la potencia de la consola (que si chips de AMD, que si llegaría o no a la potencia de la PS4 y ONE, con o sin 4K…), la bomba vino en marzo con las imágenes de lo que supuestamente sería el mando. Ovalado con pantalla integrada en él, pero a diferencia del de Wii U, todo el mando en sí sería la pantalla y contaría con dos joysticks a los lados, y el resto de botones en la parte de arriba.

Teoría mando fake de la Nintendo NX
El primer gran leak supuestamente real, y posiblemente uno de los fakes más currados.

Se analizó cada milímetro de la imagen para saber si era un fake o no, hasta el punto de decir que el árbol que se veía reflejado en la imagen coincidía con los que había en la entrada de las oficinas de una desarrolladora. Pero entonces se reveló que no era más que un fake muy currado (lo habían hecho con una impresora 3D).

En Abril los rumores apuntaron a que la consola utilizaría la nube para los juegos, incluso se dijo que se jugaría en exclusiva en la nube. También pisó fuerte el rumor de que la consola se podría conectar a otros aparatos, bien para el uso de la nube o bien para mejorar su potencia. Y hablando de potencia, por NeoGAF se habló de que usaría una x86, contaría con 4K, unos 8 gigas de RAM y una GPU de AMD. Pero nuestra querida Emily Rogers salió al paso para decir que la consola no sería tan potente y que varios juegos planeados para Wii U se iban a NX. Además empezaron los rumores de que la consola sería región free, usaría cartuchos y tendría un botón Share.

A mediados de año, y tras hypearnos con el gameplay del nuevo Zelda, Nintendo siguió sin decir nada sobre la consola. Aunque nuestro enviado especial al E3 no pudo sonsacar nada de información sobre NX, en el mes de julio fue Eurogamer quien soltó el bombazo: la consola sería portátil, con posibilidad de conectarla a la tele, con mandos que se podían unir o quitar a cada lado de la pantalla, juegos en cartuchos y con la tecnología de Nvidia Tegra. Aunque al principio muchos desconfiaron, al final resultó ser el leak más cercano a la realidad.

El primer acercamiento a lo que sería Nintendo Switch.

En septiembre las alarmas se dispararon de nuevo al saber que Nintendo iba a reunir a varias cadenas comerciales en lo que en principio sería una presentación de la NES Mini, pero todo apuntaba a que se darían más datos sobre NX. Y que Internet estuviera plagado de diversos posibles diseños para la consola, algunos similares a un Smartphone, no ayudó a relejar el ambiente.

Finalmente en octubre por fin Nintendo “acabó” con tanto secretismo con un vídeo presentando oficialmente Nintendo Switch. Y lo pongo entre comillas porque enseñó muy poco y trajo consigo aún más misterios y rumores. Poco antes de que Nintendo hiciera público el vídeo, la otra gran leaker de la gran N, Laura Kate, contaba que la pantalla del mando sería multi-touch, que el dock le daría un poco más de potencia y que la batería no sería muy duradera. Con todo esto, los rumores sobre Switch volvieron a inundar la red: ¿El dock daría más potencia o no?, ¿posible lector de cd en el dock o nuevos docks en el futuro?, ¿poca duración de la batería?, ¿Tegra Maxwell o Pascal?, ¿tendrá la consola una potencia ligeramente superior a su predecesora o sería del nivel de ONE?, ¿será region free?

Respecto al precio, los rumores siempre han ido por el mismo camino. Que no podía ser muy alto para evitar un fracaso y que debería ser atractivo para el público. Aunque a algunos casi les da algo cuando una empresa puso pre-reservas a la venta por 999 dólares (que luego se dijo que era solo un precio comodín para cuando no se conocía el precio real). Actualmente las empresas que ya aceptan reservas de Nintendo Switch las tienen al precio medio que establecían todos los rumores desde el principio: rondaría entre los 200 y los 300 euros, unos 250 para la versión normal y hasta 300 en un bundle con un juego.

Sobre los juegos precisamente, desde el primer momento se estuvo rumoreando la posible exclusividad de uno de los títulos más esperados, la secuela de Beyond Good & Evil. Aunque según Laura Kate no sería una secuela, sino un reboot, y los nuevos rumores hablan de que será una exclusiva temporal de un año. También son suyos los rumores de los ports de Smash, Mario Kart y Splatoon. Estos dos últimos se vieron en el tráiler de presentación de la consola, lo que hace suponer que ambos tendrán su versión para Switch. A estos hay que añadir un supuesto Mario 3D y Skyrim Special Edition, que saldrían de inicio junto a la consola.

Pero el rumor más raro de Kate es el crossover entre la franquicia de Mario y los Rabbids, que según sus fuentes, Ubisoft lo estaría desarrollando, que vendría de salida con Switch, y cuya trama sería que los conejos invaden el universo del fontanero. Y no nos olvidemos de Pokémon, ya que en una entrevista, Masuda dejó caer que la saga podría pasar por la consola.


A grandes rasgos, estos han sido todos los rumores desde la primera noticia de NX hasta Switch. Ya solo solo quedan unos pocos días para ver cuántos de estos leaks y rumores son finalmente verdaderos.

El 12/13 de enero descubriremos la verdad sobre Nintendo Switch.

El camino a NX: Wii U

Wii había sido un rotundo éxito de venta, pero no tanto de crítica, con muchos medios alegando que eran juegos demasiado infantiles, con menos potencia que sus rivales y no tan enfocados a los “hardcore”. Sin embargo, Nintendo supo nutrir a Wii de joyazas como los Mario Galaxy, los No More Heroes o The Legend of Zelda: Skyward Sword. Pero como a todo, le tocaba ceder el paso a la siguiente consola de Nintendo. En el E3 del 2011 se presentaba el mando de la consola, e incluso se puso una demo técnica de cómo sería un Zelda en la nueva plataforma de sobremesa. Y tampoco faltó el vídeo de las Third-party alabando las bondades de la consola y de su innovador mando, con una pantalla táctil y con sensor de movimiento. Sin embargo solo mostraron eso, el mando, por lo que mucha gente estaba confundida sobre si en realidad era una nueva consola o únicamente un nuevo mando para la ya existente Wii, y el parecido en el nombre no ayudaba en aclararlo.

No fue hasta el E3 del 2013 cuando por fin se mostró la consola en sí, con un diseño más redondeado que la Wii y con novedades como un videochat, la inclusión del Miiverse con más opciones online para la consola, los memes con la Non-Specific Action Figure. Todo pintaba bien con la nueva consola de Nintendo por lo que nada hacía presagiar que al final no sería todo un camino de rosas como con su sucesora.

La Wii U tenía un módulo multichip hecho a cuatro entre AMD, IBM, Renesas Electronics y Nintendo que combinaba una CPU tri-core a 1.24 GHz llamada Espresso y una GPU denominada Latte (ahora el nombre de Project Cafe tiene más sentido), que contenía un GX2 de AMD basada en Radeon R600/700 para los juegos de Wii U y un GX para la  retrocompatibilidad con su antecesora. También contaba con 2 gigas de DDR3 de ram y un almacenamiento interno de 8 o 32 gigas según la versión básica o premiun, ampliada mediante tarjetas SD, USB y disco duro externo.

Wiiu
La Wii U blanca junto al Gamepad.

Por su parte, el mando además de los típicos controles A, B, X e Y y gatillos L/R y ZL/ZR, contaba con acelerómetro, giroscopio, magnetómetro, altavoces y micrófono incorporados, cámara, pantalla táctil y lector NFC para los amiibos. Además del tabletomando estaba el mando Pro, una revisión del mando Pro de Wii. También era compatible con todos los mandos de Wii, y un tiempo después lanzaron un adaptador del mando de GameCube, principalmente usados con Super Smash Bros.

Respecto del online, además de Miiverse se añadía una eshop más grande y mejorada, con una mayor consola virtual y juegos descargables, más facilidad para jugar online con la eliminación de los códigos de amigo, y con compatibilidad con más programas como Netflix o Napster.

De salida el catálogo prometía mucho, con ports de juegos de la generación anterior como Ninja Gaiden 3, Batman: Arkham City, Mass Effect 3 o Assassin’s Creed III. Por desgracia, con el tiempo, los juegos de las demás compañías llegaban con cuentagotas y finalmente era casi un milagro que salieran en Wii U. La consola también tuvo su propio Wii Sports con Nintendoland, un juego sencillo con varios minijuegos basados en franquicias de la propia Nintendo para enseñarnos los controles del nuevo mando, como el juego asimétrico, la pantalla táctil o el control con movimiento, aunque no pasó de juego de regalo con la consola y no tuvo el mismo éxito que la saga Sports o Play.

Otro de los juegos de salida fue Zombi U, un título que pese a sus bugs y a no tener los mejores gráficos, es uno de los pocos survival horror de la generación, en el que los recursos escasean y sobrevivir en algunas situaciones es un verdadero desafío, y un multijugador muy curioso que se ha perdido en el port a las demás consolas y PC. Un juego obligado si tienes la consola y si te gusta el género. Uno de los títulos que más revuelo levantó fue Bayonetta 2, que al ser exclusivo de la consola, muchos “fans” arremetieron contra Nintendo y contra Kamiya. Una suerte de Hack and Slash al estilo Devil May Cry que continuaba la estela de su predecesor e incluía guiños a sagas de Nintendo con los trajes y armas de la bruja.

Rodin, uno de los personajes de Bayonetta, referenciando al genial Mad World
Rodin, uno de los personajes de Bayonetta, referenciando al genial Mad World.

Y como no, uno de los juegos más grandes de la consola fue Super Smash Bros for Wii U, con la aparición estelar de personajes tan famosos como Pac-Man, Megaman o Cloud, con escenarios enormes que permitían hasta 8 jugadores a la vez y con un online muy mejorado que permitía realizar torneos. Por desgracia, perdía un modo comparable al Emisario Subespacial a favor de un arcade más tradicional, aunque también tenía muchos desafíos y desbloqueables, además de un editor de mapas muy completo y poder luchar con nuestros miis y amiibos. Además, es uno de los primeros juegos de Nintendo en incluir DLC’s, con nuevos trajes y personajes.

Cloud y Kirby compartiendo escenario en Smash Bros for Wii U
Cloud y Kirby compartiendo escenario en Smash Bros for Wii U.

Pese a no contar con tanto apoyo de las third party ha tenido juegazos, como los ya mencionados o Splatoon, Hyrule Warriors, Xenoblade X… Pero parece que hasta Nintendo, en los últimos momentos, también ha pasado un poco de ella, centrando todos sus esfuerzos en la 3DS. Hace dos años escribí un artículo sobre la situación de la consola, e iluso de mí, pensaba que la cosa solo podía ir a mejor. Nada más lejos, Wii U ha estado en un segundo plano con menos lanzamientos y no ha terminado de despegar.

A Wii U le ha pasado lo contrario que a la Nintendo 3DS: empezó pisando fuerte con un catálogo aceptable, pero poco a poco por la falta de lanzamientos, fue bajando en ventas hasta quedar muy lejos de la competencia. A día de hoy no ha llegado a superar los 14 millones de ventas, muy lejos de sus rivales generacionales e incluso de su compañera portátil, que con la salida de Pokémon Sol y Luna ha aumentado más sus ventas. Sin embargo, con la reciente revelación de Nintendo Switch y los pocos juegos (más bien el juego, Zelda) que quedan por salir para Wii U, la situación ya no va a cambiar, y mucha gente está esperando la salida de su sucesora.

Wii U no es una mala consola para nada, pero la mala publicidad inicial de Nintendo y el temprano abandono de las third la condenaron al fracaso, aunque no ha sido tanto como pasó con el mayor fracaso de la historia de Nintendo: Virtual Boy. Quizás con el tiempo la gente vea con otros ojos el tabletomando y se convierta en una consola, como otras, abandonada en su época pero adorada en el futuro.


¿Y sobre Nintendo Switch? Pues aunque todo apunta a que la sucesora no será retrocompatible, la patente americana dice que es compatible con discos, así que en Enero saldremos de dudas. Aunque parece que Wii U si ha dejado su legado en forma del mando de la Switch, esperemos que Nintendo no cometa los mismos errores: de momento la publicidad va por otro camino y ya veremos si las compañías la apoyan o la dejan caer. De momento parece que no, pero solo el tiempo lo dirá.

Y con esta última entrega se termina este largo camino que hace unos meses empezamos a recorrer por la historia de las consolas de Nintendo. Espero que os haya gustado y estar atentos a nuestros próximos artículos sobre la Nintendo Switch. ¡Se avecinan buenos tiempos!

El camino a NX: Nintendo 3DS

Nintendo DS había seguido bien el camino marcado por las anteriores portátiles de Nintendo, atrayendo a gente que nunca había tocado una consola con sus Touch Generations. Pero al igual que a todas las plataformas, le iba tocando la hora de dejar paso a la siguiente generación. En el E3 de 2010, uno de los mejores de la compañía, Reggie, nos vendía las bondades de un 3D sin gafas para dejar paso a Iwata, que enseñaba la consola con todo su esplendor ante un asombrado público que aún no sabía cómo era eso del 3D sin gafas de ningún tipo (y si iba a marear tanto como la Virtual Boy). Tras explicar más o menos como era la consola, la presentación de su primer juego (un nuevo Kid Icarus) y un vídeo de varios creadores alabando las bondades la máquina, la sala se llenó de azafatas con una 3DS para que la gente probara in situ como era la nueva máquina de la gran N.

La nueva Nintendo 3DS mantenía las dos pantallas de su predecesora, siendo la inferior táctil y la superior contando con un 3D estereoscópico (básicamente, crea una ilusión de profundidad) con un regulador que permite adaptar el 3D a nuestros ojos. Los controles son semejantes a los de la Nintendo DS, añadiendo un pad circular analógico, y los botones select y start pasaban a estar debajo de la pantalla táctil, a los lados del botón Home. También añadía un nuevo interruptor para activar la función wireless y la conexión wi-fi.

Por dentro, contaba con dos CPU, un Dual-core ARM11 para el sistema operativo y las funciones principales y un ARM9 de un solo núcleo para la retrocompatibilidad con DS. Para los gráficos, una GPU PICA200 de Digital Media Professionals. Los altavoces se mantienen en la pantalla superior y esta vez se añaden 3 cámaras, dos por la parte exterior y una encima de la pantalla superior para hacer fotos en 3D, crear un Mii directamente o jugar a los minujuegos de realidad aumentada. Los juegos siguen siendo tarjetas de aspecto semejante a los de DS y de mayor capacidad, pero perdía la ranura de  cartuchos de GBA. La ranura para SD pasaba a estar en un lateral, manteniendo la de los cartuchos en la parte superior de la consola.

La 3DS original. Su mayor novedad fue la pantalla superior con 3D.
La Nintendo 3DS original. Su mayor novedad fue la pantalla superior con 3D.

Esta vez la consola tenía varias aplicaciones de serie y otras descargables, como la ya mencionada de juegos con realidad aumentada, gracias a unas tarjetas que venían con la consola, el editor de Miis, la cámara y el reproductor de música y la Plaza Mii de StreetPass, una aplicación con la que podemos encontrarnos con los Miis de otros jugadores dejando activa la conexión wireless, y que cuenta con varios minijuegos. Parece algo muy sencillito, pero ha sido un éxito tremendo y en los eventos de videojuegos no es raro ver a la gente con su 3DS consiguiendo nuevos Mii de personas de todo el mundo. Igualmente la conexión online ha mejorado mucho, incluyendo una tienda digital, mucho más grande y semejante a la de Wii o Wii U, con algunos juegos exclusivos y otras aplicaciones como la Nintendo Badge Arcade, donde podemos conseguir insignias de diversos juegos de la gran N jugando en las típicas máquinas de gancho.

A principios del 2011 la consola salía al mercado con un precio sobre los 250€. Su catálogo inicial algo justo, hizo que las ventas fueran muy flojas y Nintendo se vio forzada a bajar su precio hasta unos 170€, regalando en compensación a los primeros compradores, juegos de NES y GBA de la consola virtual, mediante el denominada Programa de Embajadores.

Como viene siendo normal con las portátiles de la compañía, la consola ha tenido varias versiones. La primera revisión, la 3DS XL, que aumentaba su tamaño y salía al mercado poco más de un año después que la primera versión. La siguiente sería justo lo contrario, 2DS, una versión más pequeña en una sola pieza que además de perder por el camino la bisagra, se queda también sin la opción de 3D y con un único altavoz en mono, pero a cambio su precio era inferior.

Las dos siguientes son una versión que mejoraba características de la consola, pasando a tener un segundo stick analógico, dos gatillos, mejor 3D, lector NFC como la Wii U y un ARM11 quad-core, además de carcasas intercambiables (pero solo para las versión normal). Tanto New 3DS como New 3DS XL salieron al mercado en el 2014, con la 3DS ya dominando el mercado portátil. De momento solo tiene dos juegos exclusivos, el port del juego de Wii, Xenoblade y The Binding of Isaac, más la consola virtual de SNES.

De salida, el catálogo inicial de 3DS no era muy potente, pero con el tiempo se ha ido llenando de verdaderas joyas como los dos Fire Emblem, Awakening y Fates, que han servido para revitalizar la serie y darla a conocer al gran público, la llegada de la saga Monster Hunter a las portátiles de Nintendo (cuando eran uno de los baluartes de PSP), los recién llegados al resto del mundo Yo-Kai Watch, la continuación de sagas como la del Profesor Layton o Ace Attorney (incluido crossover entre ambas), los remakes en 3D de los dos Zelda de Nintendo 64 o el revivir de Pit con Kid icarus Uprising. En definitiva, que hay casi de todo y muchísimos juegazos.

De la primera hornada podemos destacar Super Street Figther IV, una versión del juego de peleas de Capcom que añadía el 3D, la posibilidad de hacer los ataques especiales pulsando en la táctil para facilitar las cosas a los menos acostumbrados a los combos y una cámara al hombre para ver el combate desde la perspectiva de tercera persona. Por desgracia, perdía el movimiento de los escenarios, pero aún así servía para demostrar las posibilidades de la máquina, llegando a vender más de un millón de unidades en todo el mundo.

Obviamente es imposible hablar de portátiles de Nintendo sin hablar de Pokémon. La saga se estrenaba por todo lo alto en 3D con las ediciones X e Y, con muchas novedades más allá de los renovados gráficos y nuevas criaturas, como la posibilidad de montar en algunos pokémon o la introducción de las megaevoluciones, además de potenciar enormemente el juego competitivo.

pokemon-x-y
Además de un renovado apartado gráfico, otra de las novedades era el encuentro con hordas pokémon.

La consola también recibió, para alegría de los fans, los remakes de las versiones Rubí y Zafiro, y esta misma semana saldrán al mercado las nuevas ediciones Sol y Luna en Europa (en el resto del mundo salieron la semana pasada), que dan una vuelta de tuerca a la toda la jugabilidad de la saga, cambiando los gimnasios por nuevos desafíos a través de las islas de Alola.

Por último, mención especial a la bola rosa más tragona del mundo. Los dos juegos de Kirby, Triple Deluxe y Planet Robobot, son geniales plataformas con todo lo mejor de la saga (y lo peor, porque no son un gran desafío terminarlos, pero al menos están bien cargados de minijuegos extras), que usan como pocos juegos el 3D de la consola, haciendo que tengas casi siempre activo el 3D de la pantalla superior para disfrutarlo en todo su esplendor.

Pese al bache inicial en ventas, tras la bajada de precio y el aluvión de grandes títulos, hicieron que 3DS se consagrara como la ganadora en el campo de las portátiles de la actual generación. En un mundo en el que los juegos en móviles y tablets cada vez tienen más tirón, especialmente en Japón, Nintendo 3DS ha llegado a vender en total, cerca de 60 millones de unidades en todo el mundo. Mientras escribo estas líneas, aún no han salido a la venta otros juegos que quedan por salir de la consola, como Pokémon Sol y Luna, por lo que seguramente esa cifra aumente antes de la muerte definitiva de la consola.

Mucha gente se pregunta si, aún con Nintendo Switch asomando en el horizonte, merece la pena comprarse una 3DS. Mi respuesta es: sin duda, es una consola genial con un catálogo enorme y seguramente que no decepcionará a nadie que la compre.


Una vez desvelado el misterio de NX, o mejor dicho, Switch, sabemos que es una consola a medio camino entre portátil y sobremesa, pero como la misma Nintendo anunciaba, es una sobremesa sucesora de Wii U, por lo que de momento 3DS aún tiene vida para rato.

[Exclusiva] ¿Switch será compatible con discos?

Hace tiempo en NeoGAF se hablaba de que, según la patente de Zelda Breath of the Wild, el juego podría tener versión disco y cartucho, comparando esa patente con la de otros juegos. Yo mismo comprobé la patente pensando que era solo una formalidad legal como tantas otras, pero en el registro de los juegos en cartucho se indicaba ese formato, al igual que con los juegos en disco. Podía ser una casualidad, pero con la reciente revelación de Nintendo Switch se ha demostrado que era cierto, que la consola sería compatible con cartuchos y que presumiblemente el nuevo Zelda venga en ese formato.

nx-cd
Registro en la USPTO según el cual Switch tendría cartuchos y discos

Hace poco recordé esta curiosa filtración y pensé, ¿y la patente de Switch? Pues me puse a indagar y según la patente 87209606 de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos del día 20 del pasado mes, Switch será compatible con discos.

Al igual que la patente de Zelda, este registro indica que la consola usará tanto discos como cartuchos. También da pequeños datos sobre la compatibilidad con amiibos, la consola en modo portátil y menciona accesorios de teléfonos móviles. Comparando con otras patentes no parece una formalidad, sino que puede que realmente tenga soporte para discos.


¿Será verdad o solo es una casualidad? ¿Tendrá finalmente retrocompatibilidad con Wii U? El 13 de enero saldremos de dudas.